Reaparece en un vídeo el piloto de helicóptero que atacó el Supremo de Venezuela

Óscar Pérez anuncia una “segunda fase” de su plan y pide a los venezolanos que salgan y permanezcan “firmes en las calles” contra Maduro

Nuevo vídeo de Óscar Pérez, el piloto que atacó el Tribunal Supremo, subido por el canal Ito Vzla en Youtube

Óscar Pérez, el piloto de helicóptero buscado por terrorismo en Venezuela tras disparar el pasado 27 de junio contra las sedes del Tribunal Supremo de Justicia y del Ministerio de Interior en Caracas, ha reaparecido en un vídeo difundido la noche del martes en las redes sociales en el que, además de reivindicar abiertamente el asalto contra estos organismos institucionales, pide a los venezolanos que salgan y permanezcan “firmes en las calles” en protesta contra el presidente, Nicolás Maduro. El piloto advierte de que, si finalmente se establece la Asamblea Nacional Constituyente convocada por Nicolás Maduro, el pueblo venezolano habrá “regalado” el país “a los cubanos”.

Su perfil de Instagram, donde publicó los vídeos en los que reivindicó la autoría del ataque, ha sido desactivada. “Les dije que no les iba a fallar”, ha tuiteado este miércoles, con un enlace al vídeo con su nuevo mensaje, colgado en Youtube, que tiene 13.807 visualizaciones.

El piloto advierte de que existen muchas personas que “opinan sentados pero no hacen nada”, a los que se ha dirigido para que salgan a la calle. “Estamos plenamente seguros de lo que estamos haciendo y si debemos dar hasta nuestras vidas, las entregaremos por el pueblo”, asegura, para añadir que el grupo al que pertenece lo está “demostrando” con hechos.

“Dejen de hablar y salgan a las calles a hablar, a hacer, a representar a Venezuela”, pide. “Tomemos conciencia. El momento es ahora, no mañana. El momento de despertar es ahora (…). Permanezcamos firmes en las calles”, dice Oscar Pérez, policía y actor aficionado de 36 años, con una bandera venezolana desplegada a su espalda. El piloto niega las acusaciones de haber perpetrado el ataque por “ego” y se pregunta si es ego abandonar a sus familias y jugarse la vida.

El pasado 27 de junio, Pérez y otros hombres no identificados sobrevolaron Caracas en un helicóptero de la policía científica, lanzaron cuatro granadas contra el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y dispararon contra la sede del Ministerio de Interior y Justicia. Mostraron un cartel con referencias a un artículo constitucional esgrimido por dirigentes de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para llamar a desconocer al Gobierno de Maduro y la convocatoria del mandatario a una Asamblea Nacional Constituyente.

El piloto se presentó entonces como integrante de una “coalición” de “funcionarios militares, policiales y civiles” que buscan “el equilibrio” y que están “en contra de este Gobierno transitorio y criminal”. La MUD se desvinculó de Pérez, sin descartar que todo pueda tratarse de un montaje.

Un día después del ataque, la aeronave fue localizada en la población costera de Osma, a 85 kilómetros de Caracas, mientras las autoridades, que pidieron a Interpol que emitiera una orden de captura contra Pérez, le seguían la pista.

“Las maniobras fueron logradas a la perfección (…). Solo hicimos daño a estructuras como el Ministerio de Interior y Justicia y el Tribunal Supremo. No hubo daños colaterales porque así fue programado, porque no somos unos asesinos (…) como ustedes”, dice el policía en el nuevo vídeo, señalando hacia la cámara con el dedo índice de la mano derecha, en referencia explícita a Maduro y a su vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, quienes, según sus palabras, “enlutan todos los días los hogares venezolanos”.

La oposición responsabiliza a Maduro de lo que denuncia como una “salvaje represión” por parte de militares y policías contra manifestantes en una oleada de protestas que deja 91 muertos en tres meses. Pero el gobernante acusa a sus adversarios de promover “actos terroristas” en un plan para derrocarlo con apoyo de Estados Unidos, con el cual vinculó el episodio del helicóptero.

Después de explicar que se han visto obligados a estar desconectados unos días tras “un aterrizaje de emergencia”, Pérez ha anunciado que se encuentran “nuevamente” en Caracas, “listos y dispuestos” a continuar con su “lucha férrea por la liberación” de la patria venezolana. Pérez anuncia que su grupo se unirá a las manifestaciones. “Saldremos a la calle y estaremos con ustedes. No están solos”, subraya. El piloto anuncia sin ofrecer ningún detalle una “segunda fase” de su plan, que se logrará “igualmente” gracias a la “convicción, planificación y esfuerzo en conjunto”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.