Policía reporta muertes en Ponce y Caguas

PONCE  – Varias muertes fueron registradas por la Policía en Ponce y Caguas, una de ellas, en medio de un incidente desgraciado, trascendió el martes.

El incidente desgraciado ocurrió en la Escuela Eloísa Pascual ubicada en Urbanización Bairoa en Caguas.

Según se informó preliminarmente, mientras un hombre realizaba labores en el lugar quedó pillado entre un montacargas y una pared.  El infortunado no ha sido identificado.

Agentes adscritos a la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Caguas en unión al fiscal de turno iniciaron la investigación correspondiente.

De otra parte, una persona muerta fue reportada en la calle Los Húcares, Urbanización Canas en el municipio de Ponce.

Según las autoridades, vecinos informaron de un fuerte hedor que salía de la residencia 705. Al lugar se personaron efectivos de Rescate y agentes adscritos al Precinto Morell Campos donde informaron que fue encontrado, en el cuarto dormitorio de la residencia el cuerpo de una persona (mujer), en estado de descomposición.

Se informó que no pudo ser identificada la persona, debido al estado de descomposición.

Se le dio conocimiento al sargento Alex Ruiz Supervisor del CIC, quien en unión al agente Francisco Meléndez de Homicidios Ponce, se  personaron al lugar. Este caso fue consultado con la Fiscal María Del Carmen Tripari, quien ordenó el traslado a Ciencias Forenses para fines de autopsias y en espera de la identificación del cuerpo. El agente Jesús Mangual, se hizo cargo de la recopilación de datos y fotos del lugar.

Por último, se recibió llamada a través del Sistema de Emergencias 9-1-1 que alertó sobre un cuerpo en estado de descomposición en el Edificio Remanso de Esperanza que ubica en la Calle Ruiz Belvis en la población de Caguas.

Según se informó, al llegar las unidades al lugar, hallaron el cuerpo de Roberto Sánchez Banch de 68 años.  El cuerpo se encontraba en estado de descomposición.  No se perciben signos de violencia en el lugar.

Agentes adscritos a la División de Homicidios del CIC de Caguas en unión a la fiscal Janielly Acosta  se hicieron cargo de la investigación.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.