Piden libertad para Ana Belén Montes desde la cima de Tajumulco

SAN MARCOS, Guatemala  – Un grupo de activistas Boricuas, acompañados por una Guatemalteca, escalaron el jueves, el Volcán Tajumulco en Guatemla, como parte de la jornada en apoyo a la excarcelación de la prisionera puertorriqueña, Ana Belén Montes (ABM).

El Grupo logró la gesta y dejaron en la cima del volcán el mensaje de reclamo de excarcelación de la prisionera boricua, para que todos los turistas del mundo que culminen la escalada divulguen el reclamo de libertad para ABM. También recogieron flores de la zona del volcán para llevarle como obsequio simbólico a ABM.

Informaron que una de las integrantes de la brigada, la licenciada Susset Santos Cotto, leyó en la cima una carta enviada al grupo por Miriam Montes Mock, escritora, prima de Ana Belén y portavoz de la Mesa de Trabajo por Ana Belén en Puerto Rico. La escritora expresa en su misiva al grupo el significado de la gesta que realizaron, destacando la analogía entre el esfuerzo, la determinación y la preparación que tuvieron para llegar a la cima del Tajumulco, con la determinación de ABM cuando decidió actuar por conciencia. Montes Mock específicamente les dijo al grupo en su mensaje:

“Una camiseta define su propósito: “Al Tajumulco por Ana Belén 2017”. Y las palabras que llevaron a Ana a una jornada igualmente escabrosa: “Obedecí mi conciencia más que obedecer la ley”. Entonces pienso en Ana. Al igual que ustedes, se preparó para asumir el riesgo más grande de su vida. Se trataba de guardar un secreto. El secreto de la solidaridad. Hubiera sido más fácil escoger un camino llano, sin que mediaran condiciones que requirieran esfuerzos extraordinarios. Es el camino de los que obedecen lo normativo, de los que han aceptado, sin examinar o razonar, el curso de acción de una muchedumbre.

En ese camino, los poderosos dominan; los pequeños se doblegan. Pero ustedes, al igual que Ana Belén, escogieron salirse del camino llano y subir una cumbre de laderas empinadas. Ana se preparó con el conocimiento. Conoció los rumbos que toma un país que ensalza la riqueza material más que la dignidad humana. Y al hacerlo, dejó atrás el camino llano”, expresó Santos Cotto en declaraciones escritas.

Esta elevación montañosa, al ser el punto más elevado en Centro América, representa la cima de la libertad de las ideas y de conciencia, según la licenciada.

“Ascendemos el Volcán Tajumulco en el firme reconocimiento y apego de los valores que motivaron a Ana Belén a defender al pueblo cubano de las continuas agresiones del imperialismo estadounidense, aspiramos fortalecer la divulgación de su caso y sumar voces en apoyo por su excarcelación”, expresaron los integrantes del colectivo.

“Ana Belén apostó a la amistad y al respeto entre los pueblos. Al hacerlo, regaló al pueblo cubano el precio de su propio bienestar, su libertad y su vida”, indicó además en su mensaje la escritora Montes Mock .

En su alocución el 16 de octubre de 2002, al momento de dictarse sentencia condenatoria en su contra, ABM expresó: “Obedecí mi conciencia más que obedecer la ley. Hoy vemos más claro que nunca que

la intolerancia y el odio—por individuos o gobiernos—lo único que disemina es dolor y sufrimiento. Espero que Estados Unidos desarrolle una política con Cuba fundamentada en el amor al vecino, una política que reconozca que Cuba, como cualquier otra nación, quiere ser tratada con dignidad y no con desprecio.”

Para el grupo, “caminar senderos nuevos y subir el Volcán Tajumulco fue una forma de abonar a hacer Patria y abonar a la libertad de Ana Belén, quien, con 60 años de edad lleva 16 años en cárceles estadounidenses por ejercer su libertad de conciencia. Encarcelada desde 2001, está cumpliendo una condena de 25 años de cárcel, y 5 años adicionales de libertad condicionada, por el delito de conspiración para cometer espionaje contra Estados Unidos en beneficio de Cuba, delito del cual se declaró culpable”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.