Partidarios de Maduro mantienen asedio en Parlamento venezolano

Irrupción de grupo violento deja ocho heridos, cinco de ellos son diputados.

Por: Con información de El Nacional de Caracas, GDA y AFP

Simpatizantes del Gobierno manifiestan en inmediaciones de la Asamblea Nacional.
Foto: Miguel Gutiérrez / Efe

Decenas de partidarios del gobierno venezolano permanecen en la tarde de este miércoles en las puertas del Parlamento, de mayoría opositora, tras una incursión violenta en la que resultaron heridos cinco diputados opositores.

La presencia de los manifestantes impide la salida de los legisladores, todos de oposición, y de periodistas, cinco horas después de que un centenar de personas irrumpiera en los jardines de la cámara, en el centro de Caracas, donde temprano hubo una sesión solemne por el día de la independencia.

Bombas de estruendo han sido detonadas durante toda la tarde frente al palacio legislativo, comprobó un reportero de la AFP que se hallaba en el interior del edificio.

Desde las dos entradas al recinto también se lanzan consignas contra la oposición: “asesinos!”, “terroristas”, “no van a salir, van a tener que comerse las alfombras”, se escucha entre el centenar de oficialistas.

En el lugar también hay una nutrida presencia de militares de la Guardia Nacional, que por seguridad han pedido a los periodistas evitar dirigirse a las puertas de la Asamblea. “Estamos secuestrados en este momento”, declaró a periodistas el diputado Williams Dávila, miembro de la comisión de política exterior del Parlamento, al denunciar que el “asalto” de la mañana constituye un “intento de homicidio”.

Los legisladores mantienen comunicación con varios cancilleres y congresistas de la región, así como con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para informarles de la situación y pedirles su condena, informó Luis Florido, presidente de dicho comité legislativo. “Cualquier pérdida de vida, cualquier agresión física es responsabilidad del presidente (Nicolás Maduro), de sus ministros, de los encargados del orden público”, aseveró Dávila.

El asambleísta cuestionó la actitud de la Guardia Nacional, que según dijo no hizo nada por evitar la incursión de la mañana, en la que los diputados fueron agredidos con palos y tubos

Julio Borges, presidente de la Asamblea de mayoría opositora, reportó en Twitter que en el “ataque” resultaron heridos los diputados Armando Armas, Américo de Grazia, Nora Bracho, Luis Carlos Padilla y Leonardo Regnault. Al menos dos trabajadores de la Cámara también sufrieron lesiones, reportaron otros diputados.

Tres legisladores resultaron con cortes en la cabeza. Américo de Grazia “tuvo convulsiones” y fue trasladado en ambulancia a un centro médico, señaló su colega Juan Guaidó a periodistas, indicando que los agresores tenían “piedras, palos y cuchillos”. Borges atribuyó la incursión a “colectivos”, grupos civiles oficialistas que según la oposición son armados por el gobierno.

Decenas de personas, algunas encapuchadas y vestidas de rojo con palos y tubos, entraron a los jardines del palacio Legislativo y detonaron cohetes de fuegos artificiales, desatando el caos, constató un equipo de la AFP.

Los colectivos agredieron a los parlamentarios con objetos contundentes. Algunos de ellos cayeron al suelo y recibieron patadas de los sujetos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, condenó el hecho y pidió que se investigue.

Yo condeno absolutamente esos hechos, hasta donde los conozco en este momento. Yo no voy a ser nunca cómplice de ningún hecho de violencia. Los condeno, y he ordenado su investigación y que se haga justicia“, afirmó el jefe de Estado desde un desfile cívico-militar en Caracas en conmemoración al Día de la Independencia del país.

Los diputados Américo de Grazia, Nora Bracho y Armando Armas fueron golpeados fuertemente en la cabeza, según la legisladora Yajaira de Forero. De Grazia debió ser trasladado a un centro médico, donde era evaluado, confirmó su colega José Olivares.

Los diputados también reportaron que dos trabajadores de la Asamblea resultaron heridos. El grupo se encontraba frente al edificio legislativo en un “plantón” de seis horas en rechazo a la oposición, pero durante un receso de la sesión solemne forzaron el portón y lograron llegar hasta los pasillos y entradas a los salones.

Algunos periodistas que cubrían el acto en la Asamblea Nacional fueron obligados por los partidarios oficialistas a dejar de grabar y tomar fotografías, y a salir del palacio Legislativo. Uno de los hombres portaba un arma de fuego.

“El gobierno siempre recurre a la violencia”, manifestó el diputado opositor Stalin González. “Vamos a seguir enfrentado a estos salvajes”, agregó su colega Simón Calzadilla.

El incidente se produjo mientras Maduro encabezaba un desfile militar en el paseo de Los Próceres, en el complejo Fuerte Tiuna, en Caracas.

Más temprano, el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, encabezó un sorpresivo acto en el hemiciclo junto con el ministro de Defensa y jefe de la Fuerza Armada, general Vladimir Padrino López, miembros del gabinete y partidarios chavistas vestidos de rojo, para conmemorar la Independencia.

En el acto, El Aissaimi llamó “a los excluidos por el modelo capitalista y por esta clase política apátrida” (oposición) a acudir este miércoles al Parlamento a refrendar su compromiso con la revolución.

La crisis política venezolana se encuentra en una fase de alta tensión por protestas opositoras que dejan 91 muertos en tres meses y debido a la convocatoria de Maduro a una asamblea constituyente.

Con información de El Nacional de Caracas, GDA y AFP

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.