La Biblia dice que los cananeos fueron aniquilados, pero un estudio de su ADN lo desmiente

La suerte de esta etnia estaba sellada, según el Viejo Testamento.

Uno de los restos de cananitas analizados. Foto de IBT

“No dejarás vivo nada que respire”, dijo Dios, según la Biblia. “Pero los destruirás completamente”.

Se refería a los cananeos, un pueblo que vivió hace miles de años en lo que ahora es Jordania, Líbano, Siria, Israel y los territorios palestinos. De acuerdo con el texto sagrado, su voluntad fue cumplida.

Pero ahora un análisis genético determinó que la población antigua sobrevivió a esa orden divina, y sus descendientes viven en el Líbano moderno.

El Dr. Tyler-Smith y un equipo internacional de genetistas y arqueólogos estudiaron muestras de ADN de huesos pertenecientes a cinco cananeos recuperados de un sitio de excavación en Sidón, Líbano, que tenían de 3.650 a 3.750 años de antigüedad.

Los expertos compararon el ADN antiguo con los genomas de 99 personas vivas del Líbano que el grupo había secuenciado y hallaron que el pueblo libanés moderno compartía alrededor del 93 por ciento de sus genes con las muestras de la Edad del Bronce de Sidón.

“Podemos ver que los libaneses actuales pueden rastrear la mayor parte de su ascendencia a los cananeos o una población genéticamente equivalente”, dijo Chris Tyler-Smith, un genetista del Wellcome Trust Sanger Institute, autor del artículo sobre el estudio, publicado en The American Journal of Human Genetics. “Poco más del 90 por ciento de su ascendencia deriva de los cananeos”.

“La conclusión es clara” -reafirmó Iosif Lazaridis, un genetista en Harvard que no participó en la investigación. “Con base en este estudio, resulta que las personas que vivieron en el Líbano hace casi 4.000 años eran bastante similares a las personas que vivían allí hoy, a los libaneses modernos”.

Lo sorprendente del resultado -más allá del hecho de que los cananeos no se extinguieron- es que indica que a pesar de las migraciones y conquistas que vivió El Líbano, el ADN de los libaneses actuales está definidos por ancestros cananeos.

Poco se sabe de esa etnia, más allá de que descendía de grupos de agricultores que se asentaron en Oriente Medio durante el Neolítico y hace unos 5.000 años se mezclaron con inmigrantes del este de Eurasia. Vivían y comerciaban a lo largo de la costa oriental del Mediterráneo actual, una región que se conocía como el Levante. Pero no sobrevivieron registros de esa civilización, probablemente porque escribieron en papiros que no soportaron el paso del tiempo.

El ADN es, pues, el registro histórico que nos queda de los cananeos, y ha revelado información trascendental.

“Hemos observado que hay una fuerte continuidad genética entre la población antigua y las modernas – señaló el genetista español Javier Prado, coautor del estudio- Ambas poblaciones tienen pigmentación de la piel, ojos y pelo similares, aunque es probable que los cananeos tuvieran la piel más oscura ya que no poseen una variante en un gen, el SLC45A2, que es curiosamente el mismo  que está relacionado con el albinismo de Copito”, declaró al diario español El País.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.