Gobernador insiste al Congreso que atienda crisis fiscal del sistema de salud de Puerto Rico para evitar mayor migración

RHODE ISLAND – El gobernador Ricardo Rosselló Nevares afirmó el sábado durante una reunión de la Asociación Nacional de Gobernadores (NGA, por sus siglas en inglés), que, si el Congreso de Estados Unidos no atiende el precipicio fiscal del programa Medicaid en Puerto Rico, tanto los estados como el gobierno federal se verían económicamente impactados por los puertorriqueños que emigren a otras jurisdicciones en busca de servicios de salud.

De hecho, Rosselló Nevares, estimó que el impacto para los estados seria de al menos 26 mil millones dólares en los próximos años.

“Entre 2006 al 2016 más de 440 mil ciudadanos americanos residentes de Puerto Rico se mudaron a los estados, motivado por tener un deseo de trato igual que el resto de ciudadanos americanos en los Estados Unidos”, destacó el mandatario mediante declaraciones escritas.

Agregó que la mudanza de puertorriqueños a los estados afecta también a la Isla porque reduce la base de contribuyentes, erosiona la base de consumidores y atenta contra la fuerza trabajadora de la Isla, todas cruciales para la reactivación económica de Puerto Rico.

Ante esto, Rosselló Nevares, exhortó a sus homólogos a apoyar la inclusión de Puerto Rico en las discusiones de la reforma de salud estadounidense, pues recordó que en la versión del Senado no considera a Puerto Rico.

En la reunión estuvieron presentes el secretario de Salud de Estados Unidos, Tom Price; y la administradora de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid (CMS, por sus siglas en inglés), Seema Verma.

En otros aspectos, durante el foro La fuerza trabajadora del futuro”, los gobernadores discutieron la necesidad de que se promueva la educación en las áreas de ciencias de la información y la manufactura avanzada, debido a que serán los empleos con mayor demanda en los próximos años.

Deje un comentario