Gobernador decreta día de duelo por fallecimiento de vicealmirante Diego Hernández

LA FORTALEZA – El gobernador Ricardo Rosselló Nevares decretó un día de duelo tras el fallecimiento del vicealmirante retirado de la Marina de los Estados Unidos, Diego Hernández, por lo cual las banderas ondearán a media asta en su honor, el martes, según se informó.

“El vicealmirante Diego Hernández tuvo una destacada y fructífera carrera en la Marina de los Estados Unidos y llegó a ocupar los puestos más altos de ese cuerpo castrense. Lamentamos su fallecimiento y le expresamos toda nuestra solidaridad a su familia”, expresó el primer ejecutivo, a través de declaraciones escritas.

El oficial fue el primer hispano nombrado como vicecomandante del Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (NORAD, por sus siglas en inglés). Es oriundo de San Juan, donde nació el 25 de marzo de 1934. Estuvo activo durante la Guerra de Vietnam y en junio de 1980, tomó el comando del portaaviones USS John Fitzgerald Kennedy.

Durante su carrera military, recibió varias condecoraciones como: la Medalla por Servicio Distinguido de la Armada, la Estrella de Plata, Legión del Mérito y el Corazón Púrpura, entre muchas otras.

Hernández se retiró de la Marina en 1997, luego de haber servido por 36 años. Tras su retiro, sirvió como asesor de varias compañías públicas y privadas.

Falleció el 6 de julio, en el estado de Florida, a consecuencias del Parkinson. Tenía 83 años.

Comisionada gestionará reconocimiento póstumo en el Congreso

La comisionada residente, Jenniffer González Colón, lamentó el fallecimiento del Vicealmirante de tres estrellas y adelantó que está trabajando en un homenaje póstumo en el Congreso.

“El patriotismo de los puertorriqueños dentro de las Fuerzas Armadas es incuestionable y cada día conocemos más de historias como la del Vicealmirante Diego Hernández que nos llenan de orgullo por su liderazgo, determinación y valía, dejando huellas en las instituciones y en la vida de muchos. Mis oraciones van con su viuda Sherry, sus hijas Selena y Dolores, y con sus demás familiares”, expresó la comisionada residente.

Hernández era hijo de maestros. comenzó su carrera militar con una beca del Navy ROTC. Se graduó de Psicología, del Illinois Institute of Technology y luego comenzó su entrenamiento como piloto del Navy. Obtuvo una Maestría en Relaciones Internacionales de la Universidad de George Washington.

Su carrera militar transcurrió de 1955 a 1991, en la cual lideró 147 combates durante el conflicto en Vietnam, incluido el primer ataque en 1966 contra dos misiles tierra aire en Vietnam del Norte. Fue derribado dos veces, lo que lo hizo merecedor de las condecoraciones Silver Star, Purple Heart y Distinguished Flying Cross.

Fue nombrado comandante del USS John F. Kennedy en 1980 y comandante de las Fuerzas Navales en el Caribe entre 1982 al 1985; y en 1986 comandante de la Tercera Flota en el Pacífico transformándola a una flota de combate enfrentando la costa de la Unión Sovietica en plena Guerra Fría.

Realizó una intensa campaña en medios, sociedad civil y gobierno para que el Comando de Alaska se reportara al Comando del Pacífico, una hazaña de transformación dentro de la milicia lo que consiguió, demostrando una vez más su gran liderazgo, destacó González.

Luego de su retiro militar, se integró al gobierno de la ciudad de Miami en Florida como copresidente de la Comisión Metropolitana, dónde lideró a un grupo de 175 líderes en diversas industrias, como la banca, para transformar el sistema de transporte, impulsar el turismo y el comercio del condado de Miami-Dade.

Los logros y recomendaciones del comité siguen siendo parte importante de la planificación de la ciudad.

Se desempeñó además como consultor para General Motors en América Latina y miembro de la Junta de Tribune Company.

Fue nombrado por el entonces presidente Bill Clinton, miembro de un panel para estudiar si debería o no continuar los ejercicios de bombardeo en Vieques, luego del accidente fatal de 1999.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.