Esto es lo que sabemos sobre el camión en el que fallecieron 9 personas en Texas

Policías investigan en la escena donde fue hallado un tráiler con 39 personas en su interior, varias de ellas muertas.

(CNN) – Una llamada telefónica de un empleado de Walmart llevó al descubrimiento de un camión de semirremolque en Texas en el que eran transportadas, ocultas y en pésimas condiciones, 39 personas, de las cuales hasta ahora han fallecido 9, dijeron las autoridades.

“Estamos viendo un crimen de tráfico de personas aquí”, dijo el jefe de la policía de San Antonio, William McManus.

El empleado de la tienda le dijo a las autoridades que el tráiler se encontraba en el estacionamiento de un Walmart en San Antonio. Un hombre que estaba en el vehículo le pidió agua al empleado.

El empleado llevó el agua y luego llamó a la policía para que hicieran una revisión, dijo McManus.

Ahí fue cuando las autoridades hicieron el terrible descubrimiento: ocho cadáveres y unas 30 personas con varias heridas, dijo el portavoz del Departamento de Bomberos, Joe Arrington.

“Rápidamente convocamos un a ‘incidente de bajas masivas’ y llegaron unas 29 unidades al lugar para empezar a transportar a la gente”, dijo el jefe de bomberos de San Antonio, Charles Hood.

“Con golpes de calor o heridas por el calor, muchos de ellos tendrán daños cerebrales irreversibles”.

El aire acondicionado del camión no funcionaba, dijeron funcionarios. Y la temperatura en San Antonio el sábado llegó a los 38 grados Celsius.

“El interior del camión era de condiciones tan austeras que nadie habría sobrevivido. Así que fuimos afortunados en encontrarlos porque si hubieran pasado otra noche en ese ambiente, tendríamos 38 personas que no habrían sobrevivido”, dijo Hood.

Aunque originalmente se había reportado que 38 personas viajaban en el camión, el Departamento de Justicia confirmó en un comunicado que eran 39 en total, que el número de muertos había aumentado a nueve, y que todos los fallecidos eran hombres adultos.

Dos de las 30 personas que estaban siendo tratadas en hospitales eran menores de edad.

El Departamento de Justicia dijo además que un hombre identificado como James Mathew Bradley, de 60 años, de Clearwater, Florida, se encontraba en custodia de las autoridades en relación con el incidente.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.