El Pentágono paga 130.000 dólares mensuales de alquiler en la Torre Trump

Aunque el presidente no ha regresado a su vivienda personal, la oficina militar de la Casa Blanca está instalada ahí para protegerle

Un turista hace una foto al rascacielos SANDRO POZZ

Cada día tiene su afán en la caótica presidencia de Donald Trump, que todavía tiene lidiar con múltiples frentes abiertos cuando se cumple su sexto mes en la Casa Blanca. El último vuelve a poner en evidencia lo que cuesta al contribuyente el operativo que acompaña al presidente incluso cuando no está presente. El Pentágono está pagando 130.000 dólares mensuales por un espacio de momento sin uso en la Trump Tower de Nueva York.

Pese a los farolillos rojos encendidos en su momento por los demócratas en el Congreso, la Administración decidió seguir adelante con el plan y se instaló en el rascacielos de la Quinta Avenida en Manhattan. El apartamento de lujo es utilizado por la oficina militar de la Casa Blanca para garantizar las comunicaciones del presidente en todo momento, pese a que no ha pasado aún ni una noche en la ciudad.

El diario financiero The Wall Street Journal tuvo acceso al contrato de alquiler. Ahí se detalla que el Pentágono va a pagar 2,39 millones por la vigencia del mismo, que se extiende desde el 11 de abril de 2017 hasta el 30 de septiembre de 2018, cuando concluye el ejercicio fiscal. El apartamento tiene cerca de 350 metros cuadrados. El precio está por encima de mercado al de un espacio similar en Manhattan.

Es uno de los alquileres más altos que se pagan en la Gran Manzana, en un momento en el que las viviendas de lujo parecen haber tocado techo. El contrato es de casi 150 páginas y establece que puede cancelarlo en cualquier momento tras espirar el primer plazo si avisa con 180 días de antelación. El alquiler es solo para el personal de Defensa. Los costes de otras agencias van aparte.

El Servicio Secreto, por ejemplo, solicitó 25,7 millones para cubrir los gastos durante el ejercicio 2018 relacionados con la protección de la Trump Tower. Por otro lado están los costes a cargo del operativo que tiene desplegado la policía de Nueva York desde el pasado noviembre, pese a que las cosas volvieron relativamente a la normalidad desde que la primera dama se instalara en Washington.

El Departamento de Defensa insiste en que la organización Trump no se beneficia del alquiler, porque el espacio es propiedad de alguien no afiliado con la familia y el contrato se negoció solo con el dueño. Explican que este tipo de estructuras de apoyo son normales. Eso implicaría, por tanto, que tendría algo similares en Florida, donde el presidente pasa con frecuencia los fines de semana.

_______________________________

Inmoral

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.