Colectivo de profesores rechazan destituciones de rectores por presidente interino

SAN JUAN  – Los colectivos docentes DeMoS, del Recinto Universitario de Cayey y PROTESTAmos, del Recinto Universitario de Mayagüez, así como la Asociación de Profesores y Profesoras del Recinto Universitario de Mayagüez (APRUM) rechazan la reciente decisión del presidente interino de la UPR, Darrel Hillman Barrera, de destituir a sus respectivos rectores quienes ejercían su cargo en propiedad, se informó el miércoles.

“Otra vez se impone el uso y la costumbre de usar a la UPR como botín de guerra politiquero. Es insólito que un presidente interino –que apenas lleva una semana en el puesto y que no ha pasado por un proceso de consulta– destituya, de un día para otro, a rectores que fueron nombrados en propiedad, sin que medie un proceso de evaluación del incumbente, ni de transición. No es sorpresa lo que producen estas acciones desatinadas, pero la persistencia indigna porque pueden hacerlo mejor cada vez y escogen hacerlo peor”, expresó la profesora Lissette Rolón Collazo del Colectivo PROTESTAmos en declaraciones escritas.

Los cambios se dan en momentos en que ocho de los 11 recintos de la UPR permanecen en probatoria por la Middle States Commission on Higher Education y no han logrado concretar la reinstalación de fondos bajo el Título 6 de la Ley federal de Educación Superior.  Representantes de ambos colectivos entienden que la decisión desacertada violenta el estatuto de no intervención política en la educación esbozado por la Middle States Commission on Higher Education  [favor enlazar a documento Political Intervention in Education – en anejo]

“En Cayey ni siquiera sabemos quién asumirá la rectoría de manera interina. Tampoco entendemos por qué se destituye a un Rector que ha contado con el respaldo de la comunidad universitaria y del senado académico. Estos cambios drásticos en la alta jerarquía de la UPR no solo representan un problema de continuidad para la acreditación e iniciativas académicas en curso, sino que demuestran un profundo desdén por el criterio de mérito que es fundamental para el desarrollo de las instituciones de educación superior. Aquí se está reemplazando un candidato que fue evaluado y recomendado por la comunidad universitaria en sus méritos para ejercer el puesto por otra persona que ni siquiera sabemos quién será, solamente porque el ex-titular no es militante en el partido de turno”, expresó la investigadora Isar Godreau del colectivo DeMos.

“La gente se queja de la huelga y de las interrupciones que crea. Pero, al menos, la huelga es una estrategia que busca defender la institución ante los recortes draconianos que le ha impuesto la Junta de Control Fiscal al país. Sin embargo, estos cambios drásticos en las rectorías de los recintos –avalados por la nueva Junta de Gobierno nombrada por el gobernador Roselló–  solo responden al afán del partido de turno de colocar a los de su color en puestos de poder. Ni el presidente interino ni la Junta de Gobierno han explicado cómo estos cambios contribuyen al bienestar de la institución” expresó el Doctor Errol Montes Pizarro de DEMoS.

Portavoces de los grupos docentes de ambas unidades reiteraron que las destituciones del presidente interino Hillman no se justifican y solo abonan a la politización que tanto daño le ha hecho a la institución.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.