Autoridades federales fueron alertadas de fallas en el Paso Exprés; ahora se deslindan

Las primeras alertas sobre fallas en la construcción del Paso Exprés de Cuernavaca se hicieron desde el 3 de abril, dos días antes de que el presidente Enrique Peña Nieto viajara a Morelos para inaugurar esa carretera.

“Hemos generado documentos desde abril dirigidos al delegado estatal de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Morelos, el ingeniero José Luis Alarcón Ezeta, para advertirle de la problemática que tiene el Paso Exprés desde recién inaugurado.

“Hicimos un recorrido el 3 de abril, donde junto con el delegado, advertimos la problemática, tuvimos una minuta que firmó la Secretaría de Gobierno, haciendo un llamado para que se corrigiera y el 2 de junio se hizo un nuevo documento de Protección Civil con la misma exigencia”, aseguró el coordinador de Protección Civil del gobierno de Morelos, Javier Bermúdez Alarcón, en entrevista con Joaquín López Dóriga, en Radio Fórmula.

El funcionario estatal confirmó que la Ayudantía Municipal del Poblado de Chipitlán envió un documento al delegado de la SCT en Morelos en el que denuncia que “debido a las fuertes lluvias y al mal trabajo realizado en el tramo del Paso Exprés (…) le comunico que el muro que se levantó está a punto de colapsarse, ya que el tubo que se encontraba en estado obsoleto no fue sustituido por otro que fuera apto para dicha obra, ya que el caudal de agua que baja de la Barranca Santo Cristo, que corre por debajo de ese tramo, debido a la mala planeación del Paso Exprés ha provocado inundaciones a todos los vecinos de dicho tramo”.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, dijo que fue hasta la mañana de este miércoles 12 de julio —luego de que un auto cayó en un socavón que se abrió en esa vía, dejando un saldo de dos personas muertas— cuando le reportaron de la existencia de documentos que alertaban sobre las fallas en la construcción del Paso Exprés de Cuernavaca.

“Lo que me reporta Protección Civil es que hace unas semanas hubo un aviso de que había un desplazamiento, un hundimiento del concreto, y, hasta donde me reportan, eso se atendió mediante inyecciones de concreto al pavimento porque no se preveía que fuera algo estructural”, señaló el funcionario federal en entrevista con Radio Fórmula.

Al explicar las razones por las que se abrió el socavón, el funcionario federal se deslindó de la responsabilidad al señalar que “el arroyo creció 8 metros”, debido a las lluvias de los últimos tres días en Cuernavaca.

“Se saturó el drenaje, cuando el agua corre de esta manera trae, de la montaña, lo que gustes, muchas veces, lamentablemente, entre troncos, árboles, también basura que se deja tirada y eso fue lo que taponeó el drenaje y eso provocó que se infiltrara el agua en la parte baja de la carretera, debilitando el subsuelo y eso provocó que se viniera abajo”, dijo el titular de la SCT.

Tras el accidente de esta mañana, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes también atribuyó “la afectación” en la carretera a las fuertes lluvias de los últimos días y al exceso de basura en el drenaje.

“De acuerdo al análisis previo, la afectación al tramo carretero, que obligó al cierre del cuerpo A (sentido Cuernavaca-México) del libramiento de Cuernavaca, fue ocasionada por la erosión de una alcantarilla afectada por el exceso de basura, acumulación extraordinaria de agua ocasionada por las intensas lluvias y la deforestación del área derivada del crecimiento de la zona urbana”, indicó la SCT, en un comunicado.

“La alcantarilla y drenaje cruzan a más de 15 metros de profundidad por debajo de la autopista y no forma parte de los trabajos realizados para la construcción del Paso Express de Cuernavaca”, agregó.

No obstante, en un video publicado el 1 de abril pasado en la cuenta de YouTube de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Ruiz Esparza asegura: “Hicimos adicionalmente 10 kilómetros de drenajes, un colector de casi un kilómetro porque estas casas que están prácticamente sobre el derecho de vía de la carretera no tenían drenaje. Entonces tuvimos que hacerles drenaje para que la carretera tuviera circulación de agua y las casas pudieran desaguar también los líquidos”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.