AES dice acatará ley que prohíbe las cenizas pero enviará “subproductos” a los vertederos

SAN JUAN  – El presidente de Applied Energy Systems Puerto Rico (AES), Manuel Mata, se reafirmó el miércoles a acatar toda ley o mandato del Gobierno de Puerto Rico ante la conversión a ley del proyecto del Senado 81 que prohíbe el depósito de cenizas de carbón en la isla.

“AES Puerto Rico cumplirá con la nueva Ley 81 firmada por el gobernador Ricardo Rosselló y usará los subproductos de la combustión del carbón y sus agregados según lo estipulan los reglamentos de la JCA y la EPA, al tiempo que seguirá haciendo todos los esfuerzos necesarios para mantener su producción de energía a un promedio de 8.5 centavos el kilovatio”, dijo Mata en declaraciones escritas.

Asimismo, el empresario sostuvo que apoyará la creación de la nueva empresa anunciada y le dará la colaboración necesaria.

Del mismo modo, el empresario sostuvo que mantiene comunicación con los vertederos para enviar los subproductos de las cenizas de carbón para solidificar productos líquidos en los vertederos industriales.

“AES Puerto Rico mantiene conversaciones con los tres vertederos con los que posee contrato en Peñuelas y Humacao para comenzar a enviar subproductos de la combustión y evitar así que los tres sigan utilizando tierra de nuestras montañas para solidificar desperdicios líquidos y para cobertura diaria”, expresó Mata.

Rosselló Nevares anunció el martes, varias medidas para buscar alternativas para la disposición de las cenizas que produce la generación de energía con carbón en la empresa Applied Energy Systems (AES).

“La Autoridad de Energía Eléctrica y el Pueblo se han beneficiado por décadas de la energía más limpia y económica que ha produce AES en comparación con otros procesos existentes en la Isla. No obstante, reconocemos la preocupación de varios sectores con el manejo de las cenizas que produce la planta AES y principalmente con las cenizas de carbón conocidas como ‘fly ash’. A esos fines, anuncié que la política de esta Administración es buscar alternativas comerciales para crear empleos y lograr que se exporten las cenizas generadas en la Isla”, recordó el gobernador en declaraciones escritas.

El primer ejecutivo convirtió en Ley el Proyecto del Senado 81 que establece la política pública de la presente Administración para prohibir el depósito y disposición de cenizas de carbón o residuos de combustión de carbón que no tienen usos comerciales beneficiosos ni los permisos de rigor de la Junta de Calidad Ambiental y la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés).

Además, Rosselló Nevares y el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel Laboy, anunciaron el establecimiento en Puerto Rico de la compañía Mincrete Ecopanel, Inc., una procesadora de los derivados de las cenizas de carbón que dispone el recogido de las cenizas para convertirlas en materiales de construcción como bloques para su traslado fuera de la Isla.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.