Una doctora muerta y seis heridos en un tiroteo en un hospital de Nueva York

La policía informa de que el hombre que abrió fuego en un centro hospitalario del Bronx se quitó la vida tras atrincherarse

Personal médico del hospital Lebanon del Bronx TIMOTHY A. CLARY AFP

Un ex empleado del Hospital Lebanon del Bronx, en Nueva York, ha abierto fuego este viernes contra sus antiguos compañeros del centro sanitario, causando la muerte de una doctora y heridas a otras seis personas, tres de las cuales estarían graves. El atacante, identificado como Henry Bello, antiguo médico de familia del hospital, se quitó la vida tras cometer el crimen. El FBI descartó que se trate de un acto terrorista.

“No es un acto terrorista pero es igualmente trágico”, valoró el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, “se mató tras de provocar un daño horrible”. De Blasio evitó entrar en más detalles, porque los investigadores están intentando “encajar las piezas”. Tan solo precisó que la persona asesinada era un doctor y que los heridos estaban luchando por su vida.

El incidente se ha producido a las 14.45 hora local en la costa este estadounidense. El Hospital Lebanon está situado en Morning Heights. De acuerdo con la versión ofrecida por testigos, el tiroteo ha tenido lugar en una de las plantas altas del centro sanitario, que quedó completamente tomado por la policía. Los enfermos quedaron confinados en sus habitaciones.

Valerie Castro, paciente del hospital, comentó que sintió mucho miedo, “no sabíamos que hacer. Todo el mundo gritaba código rojo y nos pedían que cerráramos las puertes”. Otro de los testigos vio como una de las víctima, que era un doctor, recibió un disparo en la mano. “Cerré la puerta de la habitación y nos tiramos todos al suelo”, añadió otra paciente, “no sabíamos que iba a hacer”.

La situación quedó bajo control dos horas después y el suceso está siendo tratado como un crimen. Al parecer, el agresor ha utilizado un rifle. Se atrincheró en la planta 16 del hospital y llevó una hora localizarlo. Se desconoce el motivo del ataque pero al personal médico del centro hospitalario no le sorprendió al escuchar su nombre, porque el doctor fue despedido hace dos año.

El comisario jefe de la policía de Nueva York, James O´Neill, explicó que las alarmas contra indendios se activaron porque piensan que el atacante trató de prenderse fuego. No se indentificó aún a la persona fallecida. Bill de Blasio reiteró que se trata de un “indicente aislado”. Hace justo unas semanas la policía realizó un simulacro en otro hospital de la ciudad.

Nueva York es una de las ciudades de Estados Unidos con las reglas más estrictas para la posesión de armas. Marcos Crespo, representante demócrata, hico un llamamiento para que se debate en serio sobre esta cuestión. “Ha pasado en un hopsital”, indicó, al tiempo que pidió que se refuercen las medidas de seguridad “para evitar que alguien vuelva a hacer lo mismo”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.