Senador busca implementar ‘Mar sin Barreras’ en cada región

EL CAPITOLIO – Garantizar igualdad de oportunidades recreativas para personas con impedimentos, es la intención del senador Axel ‘Chino’ Roque Gracia, quien mediante el Proyecto del Senado 499, busca evaluar la viabilidad de implementar el proyecto ‘Mar sin Barreras’ en cada región del País. 

“Nosotros estamos proponiendo una enmienda a la Ley 8 del 2004 para que además de la implementación de parques sin barreras, se establezca en cada región costera del Departamento de Recreación y Deportes, un balneario sin  barreras”, explicó el también presidente de la Comisión Senatorial de Juventud, Recreación y Deportes, a través de declaraciones escritas.

El legislador mencionó como ejemplo del beneficio para personas que actualmente no pueden entrar al mar debido a alguna discapacidad física, a Luis Cruz Rivera, un residente de Caguas que perdió la movilidad de sus piernas cuando era un adolescente, a raíz de un choque, y que el sábado, durante una vista ocular en el Balneario La Monserrate, de Luquillo, donde funciona Mar sin Barreras hace algunos años, catalogó como “excelente”, la iniciativa.

Roque García indicó que al estar consciente de la realidad económica que vive el País, persigue dar mantenimiento al proyecto existente en los Balnearios de Luquillo y Cabo Rojo. El senador denunció que se abandonó su mantenimiento y aunque actualmente están en uso, están incompletos.

“Nosotros lo que queremos es ‘aterrizar’ ese proyecto piloto conocido como Mar sin Barreras a nuestra situación económica actual. Hemos identificado materiales a muy bajo costo y tan versátiles que se pueden adaptar muy bien a nuestra infraestructura y nuestro clima sin requerir mucho mantenimiento”, sostuvo.

Y agregó que el dinero no puede ser un impedimento para que más del dos por ciento de la población tenga la misma oportunidad que tiene el resto de disfrutar de las playas.

“Vivimos en una Isla y la recreación en el mar es parte de nuestra vida diaria. Además de que es un proyecto que podría incrementar la visita de turistas con familiares que tengan alguna discapacidad, pues contar con varias playas con acceso total, resultaría en un aditivo a la oferta turística de la Isla”, aseguró el Senador.

A la vista ocular asistieron representantes de la Compañía de Turismo, Parques Nacionales, el Departamento de Recreación y Deportes y la Defensoría de las Personas con Impedimentos. Se evaluó el funcionamiento del proyecto piloto, se inspeccionó el área y las sillas flotantes que se habían adquirido para que las personas con impedimentos físicos puedan entrar al mar, asistidos por personal adiestrado. Los participantes hicieron recomendaciones que serán atendidas por el personal de Parques Nacionales, se dijo.

“Yo me quiero asegurar de que los miles de puertorriqueños, que como Luis, tienen alguna limitación física en su movilidad, puedan disfrutar de nuestras playas sin obstáculos. Tenemos que hacer la diferencia siendo facilitadores, garantizándoles su derecho a recrearse”, sentenció el senador por el Distrito de Guayama.

Deje un comentario