Es el mejor momento para que Puerto Rico haga negocios con Cuba… pero Trump tiene otros planes

Por Rafy Rivera, para CNN en Español

La reciente visita de miembros de la Cámara de Comercio de Puerto Rico a Cuba le confirmó a Rolando Padua cuán viable es hacer negocios con ese país. Padua, exsecretario de Relaciones  Exteriores de Estado de Puerto Rico, tramitó la licencia que le otorgó el departamento del Tesoro de los Estados Unidos al país para establecer una oficina comercial en Cuba.

Pero los cambios que adoptará el presidente Donald Trump respecto a Cuba y la falta de apoyo del actual gobierno de Puerto Rico al proceso harían cuesta arriba comenzar una relación de negocios.

“El gobierno de Cuba está abierto a hacer negocios con empresas de Estados Unidos, con empresas puertorriqueñas, grandes, medianas y pequeñas. La pregunta que nos tenemos que hacer cuando hacemos negocios en Cuba es —y la pregunta que se hace el propio gobierno de Cuba—: ¿cómo ese negocio ayuda al pueblo de Cuba?”, dijo Padua.

La política exterior del expresidente Barack Obama significó que Puerto Rico estableciera misiones comerciales a Cuba. Con Trump el panorama podría cambiar. “Será nefasto tanto para Estados Unidos, como para Cuba, como para Puerto Rico”, expresó Padua.

La Cámara de Comercio de Puerto Rico admite que el proceso de negociar con Cuba apenas comienza.

“Estamos en un proceso de relaciones y conocernos. El cubano es una persona que ve en el puertorriqueño alguien en quien confiar”, expresó David Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio de Puerto Rico.

La ‘Guía para Hacer Negocios en Cuba’ fue preparada por el economista Joaquín Villamil, quien reconoce la importancia de Puerto Rico insertarse en ese mercado. “La apertura de Cuba presenta una oportunidad importante para Puerto Rico. ¿Cuántos recursos le dedicamos a prepararnos para aprovechar esa oportunidad?…pues es una decisión que hay que tomar”, dijo Joaquín Villamil, economista y presidente de Estudios Técnicos Inc.

La oportunidad de iniciar negocios con Cuba coincide en momentos en que Puerto Rico solicitó declararse en quiebra y cuando arrastra una deuda pública superior a los 70.000 millones de dólares. La Gobernación de Puerto Rico recibió en enero la aprobación federal para establecer una oficina comercial en La Habana. Ahora, el departamento de Desarrollo Económico y Comercio de la isla no concretará tal acción.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.