Por amplia mayoría estudiantes del Recinto de Río Piedras acaban con la huelga

SAN JUAN – Con 2.209 votos a favor y 82 en contra los estudiantes del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR-RP), decidieron el lunes, en la Quinta Asamblea Estudiantil el fin de la huelga universitaria.

Según una moción presentada a eso de las 4:40 de la tarde, se ordenó la reapertura de los portones del Recinto de Río Piedras en o antes de las 11:59 de la noche del lunes.

Se presentó una Asamblea una moción para evolucionar la lucha y retomar el calendario de clases el 12 de junio para asegurar que el Recinto reciba a toda la comunidad universitaria en condiciones óptimas para comenzar las labores académicas.

”Ante la urgencia de que la Junta de Gobierno certifique los reclamos estudiantiles que ha logrado esta huelga, hacemos la salvedad que el movimiento estudiantil continuará con las labores que hemos ejercido hasta el presente, seguiremos los trabajos de los Comités, de las Bases y los plenos y exhortamos a todos y todas aquellas que se expresan en contra de los recortes y a favor de una universidad abierta, a que participen junto a nosotros en defensa de esta institución que tanto amamos”, lee la moción.

“Les instamos a unirse en resistencia contra la austeridad y que colaboren en la presión que necesitamos ejercer, como ente unificado, para detener el cierre de recintos, la eliminación de programas académicos y defender a la comunidad de profesores y empleados cuyas plazas peligran ante el panorama que se avecina. Tenemos que continuar gestionando el proceso de pensamiento y acción para salvar a la UPR y necesitamos de todas las personas comprometidas con la educación pública, a que se unan en tanto se abran los portones. Tenemos la voluntad, tenemos el coraje y tenemos las ganas de velar porque esta universidad priorice el bienestar de todos los sectores que la componemos y no descansaremos hasta que la veamos abierta por siempre”, añade la moción.

Durante la primera Asamblea General de Estudiantes el 21 de marzo, el cuerpo estudiantil de Río Piedras aprobó un paro de labores académicas y administrativas del 28 de marzo al 5 de abril y una huelga indefinida comenzando el 6 de abril en adelante.

Las paralizaciones tenían como norte, combatir los recortes presupuestarios a la UPR, detener cualquier aumento en los costos de estudio, exigir una auditoría de la deuda, viabilizar una  reforma universitaria y rechazar que la administración penalice a los y las compañeras que hemos participado de este proceso. Esta huelga hizo eco en la histórica Asamblea Nacional de Estudiantes, que logró crear un tejido social sin precedentes ante los grandes retos que vivimos los jóvenes y el país.

Durante los pasados 71 días, elaboramos una rigurosa agenda de conversatorios, manifestaciones, mesas de trabajo, redacción de cinco (5) proyectos de ley que procuran allegar fondos a la UPR, el reconocimiento de parte de la Junta de Control Fiscal, la cual catalogó a la UPR como un “servicio esencial”, la movilización masiva de sobre 150,000 personas el primero de mayo, iniciamos una ardua jornada de concientización social y económica que resultó en difundir la importancia de auditar la deuda, creamos una multiplicidad de organismos como el Comité de Activismo, Negociador, Portavocía, Actividades y Enlace, los cuales crean puentes entre la Universidad y el país; la aprobación de unos preacuerdos que fueron avalados por la Junta Universitaria, el Senado Académicos y algunos miembros de la Junta de Gobierno y el sinnúmero de organizaciones y personas que se han unido a nosotros en apoyo y solidaridad.

BUENAS NOTICIAS

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.