Muere baleado un joven durante protesta opositora en Venezuela

Por Andreína Aponte

CARACAS (Reuters) – Un joven de 22 años murió el jueves en la capital de Venezuela tras el impacto de varios disparos, de lo que parecieran ser perdigones, cuando efectivos de la Guardia Nacional trataban de dispersar una protesta opositora, dijeron médicos y autoridades.

Un puñado de manifestantes intentó entrar a una base aérea de Caracas rompiendo sus rejas y atacándola con piedras, palos y bombas molotov, cuando militares abrieron fuego contra algunos de ellos con armas no identificadas, según imágenes de televisión.

David José Vallenilla, quien se encontraba manifestando en el lugar, recibió tres disparos en el tórax, precisaron a Reuters los médicos en una clínica cercana.

La muerte del joven, el segundo baleado en la semana durante protestas, elevó a al menos 76 la cifra de fallecidos en hechos registrados durante los casi tres meses de manifestaciones contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, a quien la oposición acusa de haber llevado al país a una dictadura.

“David Vallenilla, de 22 años, se suma a la lista de jóvenes que por soñar con un país distinto, un país de futuro y oportunidades, fue asesinado por la Guardia Nacional”, dijo el médico y diputado opositor José Manuel Olivares.

Ramón Muchacho, el alcalde del municipio Chacao, donde se desarrollaron los enfrentamientos, dijo a periodistas que el joven habría muerto por disparos de perdigones.

El Ministerio Público dijo que investigará la muerte del joven enfermero y el Defensor del Pueblo, Tarek Saab, condenó el asesinato e hizo un llamado al cese de la violencia.

Al menos dos heridos más llegaron a la misma clínica donde atendieron a Vallenilla, según testigos de Reuters.

Horas antes, la oposición intentó marchar hasta la sede del Ministerio Público en apoyo a la fiscal general que se ha desmarcado del Gobierno, pero fue impedida por la fuerza pública que disparó bombas lacrimógenas y chorros de agua.

“AGUA Y GASECITO”

El ministro del Interior y Justicia, Néstor Reverol, conminó a la dirigencia opositora a “desactivar a grupos violentos que promueven la muerte y la destrucción” y dijo que los uniformados responsables por la muerte de Vallenilla serán presentados ante la ley.

El lunes, un joven de 17 años murió tras recibir un disparo en el tórax durante una jornada de protestas en Caracas. Las autoridades detuvieron a dos uniformados captados disparando a la muchedumbre.

En medio de una grave crisis política y económica que enfrenta el país petrolero sudamericano, la oposición exige la celebración de elecciones anticipadas, la liberación de políticos encarcelados y la apertura de un corredor humanitario que alivie la escasez de alimentos y medicinas.

Por su parte, el presidente Maduro asegura que las protestas en su contra sólo buscan sembrar el caos para, finalmente, desbancarlo. Más temprano, el mandatario socialista dijo que los uniformados no hacen uso de armas de fuego.

“La Guardia y la Policía Nacional han hecho un esfuerzo heroico y lo deben seguir haciendo. Sin armas de fuego, sin escopetas de perdigones. Está prohibido. Solamente con agua y el gasecito lacrimógeno que está permitido”, dijo en una conferencia de prensa con medios internacionales.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.