Estados Unidos, preocupado por inversiones en Venezuela

Goldman Sachs compró 2.800 millones de dólares en bonos de PDVSA. Hubo críticas a la operación.

El gobierno de Donald Trump está preocupado por cualquier acción de empresas estadounidenses que provea de liquidez financiera a Venezuela, según informaron funcionarios de alto rango de la Casa Blanca, después de criticarse al grupo de inversión Goldman Sachs por comprar 2.800 millones de dólares en bonos de la petrolera estatal PDVSA con un fuerte descuento.

La oposición política en Venezuela y algunos legisladores estadounidenses condenaron la compra de los bonos, que consideraron una manera de aliviar las estrechas cuentas del gobierno de Maduro.

El banco, con sede en Nueva York, dijo la semana pasada que nunca negoció de forma directa con autoridades de Venezuela al comprar los bonos de la petrolera por un valor reducido. Un funcionario de la administración dijo de forma anónima no saber si la administración Trump presentó sus reparos directamente a Goldman Sachs, mientras que el grupo de inversión no respondió un pedido para comentar esta situación.

Por su parte, Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, acusó a Goldman Sachs de estar ayudando al régimen “dictatorial” existente en el país.

En una carta al presidente de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein, Borges asegura que el Congreso abrirá una investigación sobre la operación y que recomendará evaluar si un próximo gobierno debe “reconocer o pagar” esos bonos.

Eliot Engel, un demócrata de alto rango en la Comisión de Asuntos Internacionales de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, instó el viernes a Trump a condenar la compra de bonos por Goldman Sachs.

La administración Trump, que tiene a varios ejecutivos de Goldman Sachs en posiciones de alto rango, no ha hecho comentarios oficiales sobre el asunto.

REUTERS

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.