Dimisión en cadena en el Consejo Asesor sobre VIH-Sida por “la falta de interés” de Trump

Seis expertos afirman que la política del presidente dañará a los enfermos y frenará los avances contra el virus

Donald Trump, en la Casa Blanca hoy. AFP

La acusación es grave. Seis expertos del Consejo Asesor Presidencial sobre VIH-Sida han presentado su dimisión por “la falta de interés” de Donald Trump en la lucha contra el virus. En su escrito de renuncia, argumentan que el presidente no solo carece de estrategia en este campo, sino que ha impulsado legislación que “dañará a las personas que conviven con el VIH y que frenará importantes avances logrados”. En EE UU hay registradas más de 1,1 millones de personas con el VIH y cada año se diagnostican 40.000 casos.

“Hemos dedicado nuestra vida a combatir la enfermedad, y ahora sentimos que no podemos hacerlo dentro de un consejo al que el presidente simplemente no hace caso”, señala la carta de dimisión, encabezada por Scott A. Schoettes, director de Lambda Legal, una de las asociaciones más activas de EE UU en la reivindicación de los derechos de homosexuales y portadores del virus

Este consejo, en el que permanecen otros 15 integrantes, fue creado en 1995 por el presidente Bill Clinton para asesorarle en el combate contra el VIH. Desde entonces ha sido un organismo clave en el diseño de las políticas sanitarias, y sirvió a Barack Obama en el desarrollo de su estrategia para reducir infecciones y aumentar la dispensación de fármacos.

La relación de este comité con Trump nunca ha sido buena. Como candidato, según el escrito, se negó a recibirles; nada más alcanzar la Casa Blanca cerró la web de la Oficina Nacional del Sida, y a estas alturas, aún no ha nombrado a su responsable político. Pero la gota que colmó el vaso de los dimisionarios ha sido el intento de Trump de desmantelar la reforma sanitaria de Obama y recortar las coberturas. Una iniciativa que aún tiene que pasar el filtro del Senado.

“Es una medida particularmente devastadora para aquellos que conviven con el VIH. El 40% de quienes reciben medicación lo hacen a través del actual sistema, los recortes serán extremadamente dañinos. Nos encontraremos a gente infectada en una epidemia incontrolada”, afirma el texto. Los firmantes piden la intervención del Congreso para frenar el retroceso. “Cuando se toman decisiones sanitarias, deben estar presentes expertos que aporten hechos reales basados en la ciencia. No se trata de una cuestión de partido”, remachan.

La Casa Blanca negó las acusaciones y destacó la atención que Trump presta a todo lo concerniente a la lucha contra el VIH. “El presidente tiene un interés tremendo en todo ello”, indicó el portavoz oficial, Sean Spicer.

En su propuesta de presupuesto, Trump reduce en 1.230 millones de dólares (18%) los fondos para la investigación de los prestigiosos Institutos Nacionales de Salud y retira 300 millones (6%) de la ayuda exterior al sida. Un programa que recae en los niños y embarazadas de los países más pobres de África.

Deje un comentario