Airbnb firma un acuerdo tributario y Memorando de Entendimiento con el Gobierno de Puerto Rico

SAN JUAN – El gobernador, Ricardo Rosselló Nevares; el director ejecutivo de la Compañía de Turismo, José Izquierdo; y el jefe de Política Pública Global de Airbnb, Chris Lehane, firmaron el jueves, un acuerdo de recaudación de impuestos que permite que el mayor mercado de hospitalidad del mundo recoja y envíe los impuestos de alojamiento a Puerto Rico a nombre de los anfitriones a partir del 1 de agosto de 2017.

Además, firmaron un Memorando de Entendimiento (MOU, por sus siglas en inglés) para ayudar a expandir el turismo a la Isla, compartir datos y establecer un grupo de trabajo para reunirse periódicamente.

“Puerto Rico está abierto para hacer negocios. Airbnb es una alternativa de alojamiento que cada vez más viajeros utilizan para coordinar sus estadías y nuestra Isla no está ajena a esta tendencia. Gracias a Airbnb por contribuir al desarrollo económico de Puerto Rico”, expresó Rosselló Nevares en conferencia de prensa.

Al presente, Airbnb ha firmado sobre 275 acuerdos similares y ha remitido sobre 240 millones de dólares en impuestos relevantes a estados y municipalidades globalmente. Bajo este acuerdo tributario, Airbnb cobrará a nombre de los anfitriones el 7 por ciento que corresponde a Puerto Rico y enviará los ingresos a la Compañía de Turismo de Puerto Rico. Esto garantizará un mayor cumplimiento por parte de los anfitriones y aliviará la carga administrativa para la Isla.

La Compañía de Turismo estima que este acuerdo colaborativo con Airbnb ayudará a Turismo y, por ende, a nuestra economía, recolectar sobre 2 millones de dólares en impuestos de ocupación.

Airbnb tiene más de 4,300 anfitriones y 7,100 listados en Puerto Rico. Desde el 1 de junio de 2016 hasta el 1 de junio de 2017, Airbnb dio la bienvenida a más de 250,000 huéspedes, un 83 por ciento más que el año anterior.

En el 2015, los anfitriones en Puerto Rico ganaron 16 millones de dólares y, en el 2016, este número fue de sobre 28 millones de dólares; el anfitrión promedio gana 5,700 dólares en un año. Para el 1 de junio de 2017, la economía de la Isla ha ganado 23 millones de dólares; con el crecimiento exponencial de los anfitriones, estas cifras podrían multiplicarse para el próximo año.

Por otro lado, el director ejecutivo de la Compañía de Turismo declaró que “este importante acuerdo nos permitirá recaudar el impuesto de ocupación de habitaciones para las reservaciones hechas mediante la plataforma de Airbnb, lo que aumentará inmediatamente el capital disponible para reinvertirlo estratégicamente en la economía del visitante. Los consumidores están buscando tener experiencias auténticas y quieren tener una variedad de alternativas para planificar sus viajes. Como un destino turístico, debemos responder activamente a los deseos de los visitantes mientras ayudamos a nuestra industria a preparase para una economía cambiante”.

Además, el jefe de Política Pública Global de Airbnb sostuvo que “el sistema para compartir viviendas está ayudando a difundir los beneficios del turismo; esto incluye hacer posible que las familias puertorriqueñas ganen dinero extra al alquilar sus hogares. Nos entusiasma trabajar con el Gobierno de Puerto Rico en este acuerdo que traerá nuevos ingresos a la Isla. ¡Vamos Puerto Rico!”

Por su parte, Carlos Mercader, director de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA, por sus siglas en inglés), indicó que “PRFAA está activa en Washington, DC, buscando las oportunidades disponibles para entablar relaciones que redunden en beneficios para el pueblo de Puerto Rico. Esta alianza que se establece hoy entre Turismo, el Gobierno de Ricardo Rosselló y Airbnb es un paso adelante en la búsqueda de allegar más recursos para el pueblo”.

El anuncio de hoy marca el segundo acuerdo tributario de Airbnb en el Caribe; el mes pasado, Airbnb y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos firmaron el primero de la región. Estos acuerdos significan un creciente reconocimiento entre los políticos y funcionarios del Caribe de que el sistema para compartir viviendas es una herramienta poderosa para fomentar el crecimiento económico local y promover un turismo único.

Durante el año pasado, Airbnb ha firmado acuerdos de asociación turística con Jamaica, Granada, Anguila, las Bermudas, Curazao y Aruba. A principios de este año, Airbnb se asoció con la Organización de Turismo del Caribe para desarrollar principios de políticas y recomendaciones para compartir viviendas en todo el Caribe.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.