Trump enfurece a los agricultores de EE.UU. al levantar la prohibición de importar limones argentinos

EE.UU. levantó la prohibición de importar limones desde Argentina después de 16 años

(CNNMoney) – El presidente Donald Trump está sacando de quicio a los productores de limones de Estados Unidos.

Trump decidió permitir las importaciones de limones desde Argentina —uno de los más grandes productores de este cítrico del mundo— por primera vez en 16 años.

La medida fue puesta en marcha luego de que agricultores y científicos de Estados Unidos señalaran que los limones argentinos llevaban enfermedades que suponían un riesgo para los cultivos estadounidenses.

Pero el Departamento de Agricultura de Estados Unidos concluyó en diciembre que los agricultores argentinos habían resuelto los problemas y era seguro importar sus limones.

La historia originalmente empezó como una de las primeras acciones proteccionistas de Trump como presidente. Poco después de llegar a la presidencia, el 23 de enero el gobierno de Trump impuso una suspensión de 60 días sobre la decisión de levantar la prohibición de los limones argentinos.

Fue el mismo día que la prohibición de muchos años estaba programada para ser levantada. El presidente Obama quería levantarla luego de una reunión con el presidente Mauricio Macri el año pasado. Los dos países restablecieron lazos políticos luego de un régimen populista de 12 años con el que se distanció de Estados Unidos.

Algunos vieron la decisión de Trump de mantener la prohibición como un ejemplo de su mano firme en temas de comercio, cumpliendo su promesa de campaña.

Luego el presidente Mauricio Macri visitó Estados Unidos a finales de abril de 2017 y Trump cambió de parecer.

“Vamos a estar muy dispuestos” a los limones argentinos, dijo Trump el 27 de abril cuando Macri visitó la Casa Blanca.

Poco después de esa visita, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos anunció que la prohibición de limones podría ser levantada el 26 de mayo.

Ahora los agricultores de cítricos se están quejando. Dicen que los trabajos y las tierras están en riesgo. Ellos creían que Trump estaba de su lado.

“Algo que creíamos que estaba sepultado resucitó otra vez”, dijo Curt Holmes, jefe de la organización California Citrus Mutual, un grupo de defensores.

Holmes asegura que la política ha invalidado la legitimidad de la ciencia y que levantar la prohibición pone en riesgo los trabajos dado que Argentina es uno de los más grandes productores de limones del mundo.

“Nos empequeñece”, dice Holmes. “Hay una preocupación económica… Permitir que las decisiones políticas, cualquiera que sea la razón, triunfen sobre la ciencia es muy muy peligroso”.

Holmes es una de las personas que está demandando a la USDA por su decisión sobre los limones argentinos. La demanda fue presentada esta semana.

California es de lejos el mayor productor de limones de Estados Unidos. Su industria cítrica cuesta 3.300 millones de dólares y emplea a cerca de 22.000 trabajadores, según Holmes, quien citó un estudio de la Universidad de Arizona.

Holmes no dijo cuántos trabajos pueden estar en riesgo con la importación de limones de Argentina.

Actualmente, Estados Unidos importa limones sobre todo de México y Chile, pero Holmes dice que Argentina podría ser muy pronto el primer importador a Estados Unidos.

La Federación Argentina del Citurs no respondió a un requerimiento de comentarios sobre este tema, aunque promocionó la decisión del Departamento de Agricultura de Estados Unidos en su página web.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.