Senador del PIP urge convertir en ley medida para garantizar acceso a la información

EL CAPITOLIO  – El portavoz senatorial del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau Ramírez, urgió el martes, a convertir en ley una medida de su autoría que busca acabar de una vez y por todas con el hermetismo y secretividad que impera en el manejo de información en poder de las estructuras públicas.

“Este proyecto, el Proyecto del Senado 442, aboga por que Puerto Rico esté a la altura de los tiempos y adopte lineamientos generales en materia de derechos humanos que garanticen, mediante términos procesales de manejo sencillo que no impliquen la erogación de fondos públicos, el acceso a la información bajo la custodia del estado. Para nosotros, tal y como lo ha expresado la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, la información no es propiedad del Estado y el acceso a ella no se debe a la gracia o favor del gobierno”, puntualizó Dalmau Ramírez en declaraciones escritas.

El senador independentista indicó que el proyecto se erige estableciendo la presunción de que la información que produce o maneja el gobierno es pública, que hay que establecer unos términos para que se suministre y que cualquier persona que la solicite no tiene que demostrar algún interés o daño específico para justificar su petición.

“De ordinario, el acceso a la información pública se logra luego de que las personas interesadas o quienes libran luchas comunitarias o ambientales, entre otros, han agotado un costoso y prolongado proceso judicial. En muchas ocasiones la oposición del gobierno a la divulgación de información es frívola, improcedente y divorciada de las garantías fundamentales de acceso a la información, como estrategia para dilatar cumplir con su obligación”, añadió el portavoz del PIP.

Dalmau Ramírez sostuvo además que la secretividad de la información generada por las estructuras gubernamentales, en muchos escenarios, no está predicada en razones legítimas de protección, sino en el ánimo del gobierno, que procura con demasiada regularidad la ocultación y el encubrimiento.

“Por medio de esta Ley, Puerto Rico se adhiere a la realidad de los tiempos y la ciudadanía adquiere una herramienta poderosa para combatir la corrupción y hacer realidad el principio de transparencia en la gestión pública”, concluyó el legislador pipiolo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.