Representante Ramos propone cambios a AEELA de cara a implementación del empleador único

EL CAPITOLIO – La representante Lourdes Ramos radicó el Proyecto de la Cámara 1057, que busca transformar a la Asociación de Empleados del ELA en una entidad que responda directamente a las necesidades de los servidores públicos, según aseguró este domingo.

“Se crea un nuevo ordenamiento mucho más representativo, una Junta de Gobierno y se establecen nuevos grupos de representatividad acorde con la Ley del Empleador Único. Este es un paso trascendental para asegurar la viabilidad del organismo en tiempos de crisis financiera”, afirmó la legisladora a través de declaraciones escritas.

Según explicó, los nuevos grupos son: socio asegurado, socio no asegurable, socio exempleado acogido al seguro por muerte, socio depositante, socio pensionado depositante, socio acogido pensionado, y socio acogido pensionado depositante. Además, el empleado de cualquier entidad gubernamental que aporta ahorros en la Asociación y acepte o sea nombrado con carácter temporero para un puesto del Gobierno Estatal de menor, igual o mayor categoría al que desempeñaba, para todos los efectos se continuará considerando como parte de la matrícula de la Asociación.

Con esta medida, dijo Ramos, el nuevo organismo que se llamaría Asociación de Empleados del Gobierno de Puerto Rico, “se ajusta a la realidad fiscal que enfrenta el Gobierno y dispone de una nueva relación colaborativa en la que asume su obligación por costos inherentes a su operación que eran sufragados por el ente gubernamental”.

La medida no contempla en forma alguna que las aportaciones, recursos, propiedades o emolumentos de los empleados públicos se alteren, enajenen o se dispongan para otro fin que no sean los establecidos en la operación de la Asociación, sostuvo la representante.

“Por el contrario, uno de los aspectos principales que contempla el proyecto es que la partida de fondos no reclamados, que terminaban bajo la jurisdicción del Departamento de Hacienda para uso irrestricto del Fondo General, pasarán directamente a solventar la estabilidad financiera del Sistema de Retiro del ELA… Seguirán siendo de uso de los asociados mediante su transferencia al fondo público de pensiones”, comentó Ramos.

Además, Ramos afirmó que el Proyecto promueve mayor eficiencia, ya que permitiría reducir las primas de garantía especial y las primas del seguro BENES, para que el socio obtenga un mayor sobrante en su préstamo. “Esas primas fueron duplicadas hace aproximadamente 10 años por enfrentar deficiencias actuariales, a causa de la mala práctica de sacarle recursos a estos fondos para inflar la acreditación del dividendo”, explicó Ramos, quien en el pasado cuestionó el manejo de los fondos del Sistema de Retiro por la Administración de Aníbal Acevedo Vilá.

La representante también reclamó que la medida también disipa los conflictos que supuestamente ha sufrido la actual AEELA durante el último decenio, donde a su juicio, “ha quedado demostrado que existe entre los cuerpos rectores de la Asociación una lucha manifiesta de poderes desembocando en pleitos ante los tribunales, provocando una serie de gastos legales innecesarios que afectan las finanzas de la entidad”.

Con la intención de “disipar las dudas que pudieran generarse con la medida”, Ramos citó el tracto histórico que llevó al establecimiento de AEELA que en sus orígenes y por virtud de la Ley 52-1921 se llamó Asociación de Empleados del Gobierno de Puerto Rico, según dijo.

Mencionó que durante los 45 años de su vigencia, la Ley 52 se enmendó en aproximadamente 28 ocasiones. El 28 de junio de 1966 se derogó esta ley para dar paso a la Ley 133, donde se especificó que llevaría el nombre actual. La Ley 133 se continuó enmendando por la Legislatura en aproximadamente 25 ocasiones y se mantuvo vigente por 47 años hasta que la Legislatura la derogó el 25 de abril de 2013.

“En sus 95 años, ha sido enmendada por la Legislatura en aproximadamente 57 ocasiones, lo que es representativo de que el Gobernador y la Asamblea Legislativa, aunque han concedido a la Asociación cierta autonomía en sus operaciones, no han renunciado a su deber de velar y proteger esta institución”, indicó la legisladora del Partido Nuevo Progresista.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.