Químicos solicitan a Salud, revele calidad del agua en la Isla

SAN JUAN  – La licenciada Claribel Martínez, presidenta del Colegio de Químicos de Puerto Rico, solicitó el lunes, al Departamento de Salud (DS), que revele el estatus de la calidad del agua que se distribuye en Puerto Rico.

Según Martínez, la preocupación surge a raíz de informes de prensa que aluden que, en la Isla, durante el 2015, se distribuyó a los consumidores y abonados de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA), agua contaminada.

“Entendemos que es necesario que tanto el Departamento de Salud como los sistemas de tratamiento y distribución de agua potable operados, unos por comunidades y otros por la AAA aclaren al pueblo de Puerto Rico el estado actual de calidad del agua que consumimos los residentes de Puerto Rico”, dijo la licenciada Martínez, en declaraciones escritas.

“El Colegio de Químicos de Puerto Rico desea expresar su disponibilidad para ayudar en lo que podamos servir para aclarar la información y ayudar a que nuestra gente pueda confiar en el agua que tomamos”, añadió.

Recientemente se ha publicado información en la prensa, que divulga información relacionada con supuestas violaciones a los requisitos reglamentarios establecidos por el “Safe Drinking Water Act” en el agua potable que se sirvió a la población durante el año 2015. La información fue obtenida de un informe que preparó la National Resources Defense Council (NRDC) con el título; “Threat on Tap: Drinking Water Violations in Puerto Rico”.

Explicó que, en Puerto Rico, del agua que se distribuye a la población, el 97 por ciento la produce la AAA y el restante 3 por ciento es producido por sistemas privados o comunitarios que tratan agua para ser distribuida como agua potable entre los residentes y usuarios.

Sostuvo que el informe al que se hace referencia establece que la mayoría de las violaciones mencionadas se deben a fallas en monitoreo y notificación de diferentes parámetros. Lo que esto significa es que las muestras de agua pudieron no haberse tomado en el itinerario correspondiente según establecido por el departamento de Salud y las reglas que apliquen a los diferentes parámetros. Las razones por las cuales una muestra no se tome en el periodo establecido pueden ser diversas y no necesariamente se relacionan con la calidad del agua que se sirve a la población.

“De acuerdo con información de dominio público que hemos encontrado, el nivel de cumplimiento con la calidad del agua que distribuye la AAA actual cumple en un 98 por ciento con los requisitos reglamentarios establecidos por la agencia de Protección Ambiental Federal (USEPA). Lamentablemente en este momento no podemos incluir en este documento la información que revele el nivel de cumplimiento de sistemas comunitarios o privados. En Puerto Rico, el programa de “vigilancia y cumplimiento” ha sido delegado al Departamento de Salud”, señaló.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.