UPR

Plazo de 24 horas a Presidenta de la UPR para lograr reapertura de los portones del Recinto de Río Piedras

SAN JUAN (CyberNews)- La jueza del Tribunal Supremo, Lauracelis Roques, dio un plazo de 24 horas a la presidenta la Universidad de Puerto Rico (UPR), Nivia Fernández, para lograr la reapertura de los portones del Recinto de Río Piedras.

“Tiene hasta mañana a las 2 de la tarde, poco más de 24 horas, para presentar un plan concreto avalado por la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico. Si no, se expone a una pena de seis meses de cárcel sin fianza”, declaró la jueza.

Roque fue enfática que como autoridad judicial, debe cumplir con la sentencia del Tribunal de Apelaciones el pasado 5 de mayo que ordenó reabrir los portones del Recinto y iniciar las labores académicas en el recinto.

También manifestó que las expresiones de Hernández eran unas ambiguas, lejos de plan concreto de reapertura y que la UPR lleva 12 días de incumplimiento con una sentencia.

“El hecho de que no haya una rectora interina (Carmen Rivera) no exime a las partes de cumplir con sus responsabilidades”, reiteró.

Más adelante la ampliación de esta nota.

Presidenta de la UPR demanda para que la Policía intervenga en la apertura de los portones

SAN JUAN – La presidenta de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Nivia Fernández, presentó el lunes una demanda contra la Policía de Puerto Rico para que intervenga en la apertura de los portones del recinto de Río Piedras, según informes de prensa.

El Tribunal Supremo de Puerto Rico validó el pasado viernes la sentencia emitida por el Tribunal de Apelaciones que dictaminó la apertura de los portones del Recinto de Río Piedras de la UPR y de paso, reanudar las labores académicas.

La semana pasada también la jueza superior Lauracelis Roques emitió multas de 1,000 dólares diarios por cada día sin clases y advirtió que podría ordenar el arresto por desacato de Fernández y de la exrectora interina, Carmen Rivera Vega, de no cumplir con la sentencia del Tribunal.

La acción de Fernández se da el lunes, día en que se pautó una vista de seguimiento ante el Tribunal Supremo para evaluar las acciones de la UPR para la apertura de los portones.

Más adelante con la ampliación de esta nota.

Presidenta UPR admite que no ha requerido ninguna acción contra los que mantienen los portones cerrados en UPR Río Piedras

No obstante, admitió que no ha tomado ninguna acción administrativa contra las personas que de alguna forma han impedido el acceso.

“Si no me siento apoyada por las agencias de Orden Público, mi capacidad de ejecutar se ve imposibilitada”, dijo Fernández Hernández a preguntas del liecenciado Enrique Figueroa, su representante legal.

No obstante, a preguntas del abogado de los estudiantes demandantes, Pedro Vázquez Pesquera, la presidenta admitió que no ha tomado acciones administrativas contra ninguna de las personas que de alguna forma u otra no permiten el acceso al Recinto de Río Piedras. Por ejemplo, contra el presidente de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes, José Torres Rosario o contra el presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios, José Raúl Rivera Caballero. Ambos han expresado públicamente su respaldo a los estudiantes en huelga, según contestó en sala Fernández Hernández.

La funcionaria alegó que cualquier acción administrativa le corresponde implantarla a la ahora renunciante rectora de Río Piedras, Carmen Haydée Rivera.

Sin embargo, admitió que en las conversaciones que tuvo con Rivera previo a su renuncia, en ningún momento le requirió información sobre las medidas administrativas contra las personas que de alguna forma favorecen la huelga. Tampoco, en ningún momento le solicitó a la renunciante rectora que lo hiciera.

Previo a comenzar la vista de seguimiento, la jueza superior, Lauracelis Roques Arroyo expuso que queria saber lo que la presidenta interina hizo o no, tal como lo dispone la orden del Tribunal Apelativo. La jueza señaló que la directriz del Tribunal de Apelaciones le da varias opciones a la presidenta para implantar, de manera que se permita el acceso al recinto.

La vista continúa en la sala 907 del Tribunal Superior de San Juan.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.