Medida busca reducir penas por posesión de cantidades limitadas de marihuana y enfatizar el tratamiento salubrista sobre el punitivo sin despenalizarla

EL CAPITOLIO – La Comisión de lo Jurídico de la Cámara de Representantes recomendó la aprobación de Proyecto de la Cámara 654, según enmendado, el cual busca ajustar las penas a imponerse con respecto a la posesión de la marihuana para pasar de un método estrictamente punitivo a uno salubrista.

“Los hechos y estudios médicos y salubristas concluyen que la marihuana tiene efectos dañinos a la salud y la sociedad.  El despenalizarla no es el único medio para hacer decrecer su uso.  Esta medida representa una movida responsable para atender el uso de la droga desde un punto de vista salubrista sin enviar el mensaje erróneo de que la marihuana no hace daño.  Entendemos que la medida atempera nuestras leyes a las tendencias actuales del tratamiento y penalización del uso de sustancias controladas y confiamos en que redunde en mayores beneficios a nuestras comunidades y sociedad”, afirmó Charbonier en declaraciones escritas.

En su segundo Informe Positivo sobre el Proyecto de la Cámara 654, la Comisión encontró como un paso adelante el objetivo principal de la medida que es atacar los efectos nefastos de la sustancia a los ciudadanos usando métodos salubristas y proveyéndole a los tribunales mecanismos de desvíos médicos para atender la adicción y el uso de drogas sin despenalizarla.

En su análisis, la Comisión llevó a cabo tres vistas públicas los días 21 y 22 de febrero y el 1 de marzo del 2017.  A las mismas comparecieron un variado y nutrido grupo de organizaciones con experiencia amplia en la penalización y trato de la adicción a sustancias controladas, incluyendo el Colegio de Médicos-Cirujanos, la Sociedad de Asistencia Legal, Iniciativa Comunitaria, Hogar Crea, la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), el Departamento de Corrección y la Policía de Puerto Rico, entre otros.

Las entidades manifestaron su apoyo a la medida, destacando que es “avance positivo en la transición de un tratamiento pura y altamente punitivo, a uno más razonable y salubrista.”

El Proyecto de la Cámara 654 enmendaría el Artículo 404 de la Ley Número 4 de 23 de junio de 1971, conocida como la “Ley de Sustancias Controladas de Puerto Rico”, para establecer penas menores a las personas con problema de dependencia a las sustancias controladas enfatizando en tratamiento salubrista y a su vez, atender el problema de congestión carcelaria.

Bajo la medida, el Tribunal podrá suspender la sentencia y someter a personas en posesión de alguna sustancia controlada a libertad a prueba, sin hacer pronunciamiento de culpabilidad y con el consentimiento de la persona.  El Tribunal también podrá ordenar, a solicitud de la persona, a que la misma se someta a una evaluación biopsicosocial realizada por un proveedor de servicios autorizado por ASSMCA y rendir un informe al Tribunal dentro de los 30 días siguientes a la orden.  La pena actual es de reclusión por un periodo fijo de 3 años y una pena de multa de no más de 5,000 dólares sujeto a la discreción del Tribunal.

La presidenta del Comisión de lo Jurídico, la representante María Milagros Charbonier, destacó que la legislación “ajusta las penas impuestas por el consumo de determinadas sustancias en cantidades reguladas como medida para combatir la actividad criminal relacionada con éstas.  Estas tendencias no necesariamente implican la legalización de las sustancias controladas, sino desligar los problemas de dependencia y consumo del enfoque punitivo.”

A este fin, la legislación propone imponer multas administrativas escalonadas para las primeras dos (2) infracciones de posesión simple de marihuana.

Deje un comentario