Las protestas contra el presidente Temer paralizan el Gobierno de Brasil

Miles de personas salen a la calle para exigir su dimisión tras el escándalo de corrupción

Barricada levantada durante las protestas contra Temer en Brasilia. UESLEI MARCELINO REUTERS

Miles de manifestantes brasileños se están enfrentando a los antidisturbios en la Esplanada de los Ministerios, sede del Gobierno en Brasilia. El grupo, formado por integrantes de distintos colectivos de izquierdas, se había desplazado hasta allí para exigir la dimisión del presidente Michel Temer, que está atravesando una grave crisis política tras la publicación, la semana pasada, de una nueva remesa de acusaciones de corrupción y obstrucción a la justicia. En la confrontación, se ha prendido fuego a la sede del ministerio de Agricultura. Las autoridades han ordenado que se desaloje el resto de ministerios.

 Temer ha respondido convocando al Ejército, según ha informado el ministro de Defensa Raul Jungmann. El acto, alegó, “ha degenerado en violencia, vandalismo y falta de respeito, agresiones al patrimonio público y amenazas a personas, muchas de ellas funcionarios que se encuentran aterrorizados”. La policía está empleando bombas de humo y gas lacrimógeno contra los manifestantes. Al menos uno de ellos, un vendedor ambulante de unos 50 años, tuvo que ser atendido de urgencia por un médico tras haber recibido un balazo, de goma o de pistola, en la cara.
La protesta, de 25.000 personas según las autoridades y 150.000 según los organizadores, comenzó con una marcha hacia el Congreso, donde se estaba desarrollando una sesión, a eso de las siete de la tarde, hora peninsular española (dos de la tarde, en horario de Brasilia). Además de la dimisión de Temer, pedían elecciones directas para elegir al siguiente presidente (la Constitución establece que, si Temer es apartado del cargo, la presidencia caerá en manos del presidente del Senado, en este caso un conservador investigado por corrupción) y el desmantelamiento de los proyectos de austeridad del actual Gobierno.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.