INVESTIGACIONES Comey actuó sobre inteligencia rusa que sabía que era falsa, dicen fuentes

James Comey CNN

El entonces director del FBI, James Comey, sabía que una información crítica relacionada con la investigación del correo electrónico de Hillary Clinton era falsa —creada por la inteligencia rusa—, pero temía que si eso se hacía público afectaría la investigación y al Departamento de Justicia mismo, según múltiples funcionarios con conocimiento del proceso.

Como resultado, Comey actuó unilateralmente el verano pasado al declarar públicamente terminada la investigación —sin consultar a la entonces secretaria de Justicia Loretta Lynch— al tiempo que declaró que Clinton había sido “extremadamente descuidada” en su manejo de información clasificada. Su conferencia de prensa causó una tormenta de controversia y atrajo críticas de demócratas y republicanos.

Las acciones de Comey basadas en lo que él sabía era desinformación rusa ofrecen un claro ejemplo de la manera en que la interferencia rusa impactó las decisiones de los funcionarios de alto nivel de Estados Unidos durante la campaña de 2016.

El Washington Post informó el miércoles que esta información de inteligencia rusa no era confiable. Funcionarios estadounidenses ahora dicen a CNN que Comey y los funcionarios del FBI sabían desde el principio que esta información era falsa.

De hecho, el director interino del FBI Andrew McCabe fue al Capitolio el jueves para refutar la noción de que el FBI fue engañado, de acuerdo con una fuente familiarizada con una reunión de McCabe con miembros de la Comisión de Inteligencia del Senado.

La información de inteligencia rusa en cuestión pretendía demostrar que la entonces secretaria de Justicia Lynch había sido comprometida en la investigación de Clinton. La inteligencia describió los correos electrónicos entre la entonces presidenta del Comité Nacional Demócrata Debbie Wasserman Schultz y un miembro de la campaña de Clinton sugiriendo que Lynch haría desaparecer la investigación del FBI sobre Clinton.

En las sesiones secretas con miembros del Congreso hace varios meses, Comey describió esos correos electrónicos en el caso ruso y expresó su preocupación de que esta información rusa podría “caer” y eso socavaría la investigación de Clinton y el Departamento de Justicia en general, según un funcionario del gobierno.

Sin embargo, Comey no dijo a los legisladores que había dudas sobre la veracidad de la información de inteligencia rusa, según fuentes familiarizadas con las sesiones informativas. No está claro por qué Comey no fue más directo en un entorno clasificado.

Fuentes cercanas a Comey le dijeron a CNN que no importaba si la información era exacta, porque su gran temor era que si los rusos divulgaban la información públicamente, no habría manera de que los agentes de la ley y la inteligencia los desacreditaran sin comprometer fuentes de inteligencia y sus métodos.

En al menos una sesión clasificada, Comey citó esa información de inteligencia como la principal razón por la que tomó el paso inusual de anunciar públicamente el fin de la investigación sobre el correo electrónico de Clinton.

En esa información, Comey ni siquiera mencionó la otra razón que dio en su testimonio público por la que actuó de forma independiente del Departamento de Justicia: que Lynch estaba comprometida porque Bill Clinton abordó su avión y habló con ella durante la investigación, dijeron estas fuentes a CNN.

Varios funcionarios de Estados Unidos dijeron a CNN que, hasta el día de hoy, Rusia está tratando de difundir información falsa en Estados Unidos, a través de funcionarios electos y de agentes estadounidenses de inteligencia y de policía, para nublar y confundir las investigaciones en curso.

CNU Manu Raju contribuyó a este informe.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.