En aumento población de la tercera edad

EL CAPITOLIO  – El director del Instituto de Estadísticas, Mario Marazzi, señaló el martes, que Puerto Rico enfrenta una transformación demográfica a gran escala, hecho que presenta grandes retos.

Expresó que para el 2015, cerca de 138, 956 envejecientes vivían solos en la Isla. De igual modo, presentó estadísticas que revelaron que más del 40 por ciento de los adultos mayores en Puerto Rico sufren de seis a 21 enfermedades. Las de mayor prevalencia son la hipertensión, el trastorno metabólico, la diabetes, el hipotiroidismo, la anemia y las infecciones del tracto urinario.

“Casi la mitad de los municipios no poseen suficientes médicos primarios para trabajar con la población geriátrica y una tercera parte de los geriatras que se han graduado de medicina en los últimos veinte años han mudado su práctica fuera de Puerto Rico”, manifestó en declaraciones escritas.

Los datos fueron reflejados mediante una vista pública de la Comisión de Desarrollo Económico, Planificación, Telecomunicaciones, Alianzas Público Privadas y Energía de la Cámara, presidida por el representante Víctor Parés Otero.

Por su parte, el Colegio de Arquitectos y Arquitectos Paisajistas reconoció los méritos de la investigación que realiza Parés Otero y sugirió que a la misma se le incluya todo lo relacionado al espacio urbano.

La presidenta de la organización, Ivonne María Marcial, declaró que la realidad de las ciudades es que algunos espacios urbanos carecen de continuidad accesible para los ciudadanos.

Indicó, que el Colegio ha tomado muy en serio dicho asunto y ha intercambiado ideas con la organización AARP, capítulo de Puerto Rico, para auscultar las maneras en que puede capacitar a sus colegiados a identificar maneras de mejorar los espacios.

La comisión investiga, por encomienda de la Resolución de la Cámara 49, todo lo relacionado a los recursos económicos y sociales del Gobierno, incluyendo a los municipios, destinados a atender las necesidades de la población envejecida.

Luego de escuchar los planteamientos de los ponentes, el presidente de la Comisión consignó la importancia de que tanto el Gobierno como las entidades privadas, reconozcan la importancia de atender con mayor compromiso las necesidades de la población de la tercera edad.

“Me complace que estemos estableciendo el camino para que la política pública reconozca que en el Puerto Rico del mañana, la mayoría de la población va a ser de la tercera edad. Tenemos que ir preparando el ambiente para ese sector”, afirmó Parés Otero.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.