Dos de los principales asesores de Trump esquivan las preguntas sobre Kushner

Jared Kushner, yerno de Donald Trump.

(CNN) – Los principales asesores en economía y seguridad nacional de Donald Trump declinaron el sábado comentar sobre el remolino de señalamientos que enfrenta el yerno y asesor principal del presidente de Estados Unidos respecto a sus contactos con funcionarios de Rusia.

Kushner discutió la creación de un canal de comunicaciones secreto entre el equipo de transición de Trump y el Kremlin con el embajador de Rusia, Sergey Kislyak, reportó el Washington Post el viernes, citando a funcionarios de Estados Unidos con acceso a reportes de inteligencia.

El general H.R. McMaster, asesor en seguridad nacional, declinó decir si le preocuparía que un ciudadano particular intentara establecer un canal de comunicaciones de respaldo con un gobierno extranjero para influenciar en la política exterior de Estados Unidos y dijo que no le preocuparía que un funcionario de la Casa Blanca intentara lo mismo.

“Tenemos comunicaciones de respaldo con varios países”, dijo McMaster.

McMaster y Gary Cohn, director del Consejo Económico Nacional, evadieron los cuestionamientos luego de que surgieran reportes sobre que Kushner había considerado el establecimiento de una línea de comunicación secreta con Rusia para discutir opciones militares en Siria y otros asuntos.

Una fuente con conocimiento del asunto confirmó a CNN que Kushner primero discutió la creación del canal de respaldo en una reunión en diciembre con el embajador ruso.

Kushner era un ciudadano particular en ese momento, no un funcionario de Estados Unidos aunque actuaba en representación del entrante gobierno de Estados Unidos y con funciones oficiales al tener una habilitación de seguridad provisional.

Los detalles fueron compartidos con CNN como una explicación al reporte de The Washington Post, el cual dijo que se basaba en conversaciones interceptadas entre el embajador ruso y Moscú.

Kislyak, de acuerdo con el Post, dijo a sus superiores en Moscú que Kushner había sugerido la propuesta en una reunión en la Torre Trump en diciembre –a la que también acudió el exasesor de seguridad nacional Michael Flynn.

Kushner “sugirió usar las instalaciones diplomáticas rusas en Estados Unidos para las comunicaciones”, reportó el Post, en un aparente intento de proteger las conversaciones durante la transición.

El Post dice que Kislyak supuestamente se sorprendió por la idea de tener un equipo de comunicaciones ruso utilizado por estadounidenses en una de sus instalaciones porque eso podría conllevar riesgos de seguridad para ambos bandos.

Esa línea de comunicación habría permitido a Kushner y Flynn hablar con seguridad con oficiales militares rusos, pero esta en realidad nunca fue instalada, confirmó a CNN la fuente con conocimiento del asunto.

MIRA: El gran problema que le espera a Trump en Washington

La idea era que Flynn “hablara directamente con un oficial militar de alto rango en Moscú para discutir sobre Siria y otros temas de seguridad”, reportó el viernes el New York Times citando a tres personas con conocimiento de la discusión.

“No estoy preparado para hablar de eso”, dijo McMaster la primera vez que fue cuestionado sobre las acusaciones.

Cohn dijo: “No vamos a comentar sobre Jared. Simplemente no vamos a comentar”.

El sábado, presionado repetidamente sobre el asunto durante una conferencia de prensa que se realizó fuera de cámara por insistencia de la Casa Blanca, McMaster también dijo que él no “estaba involucrado con ni tenía ningún conocimiento sobre” cualquier intento por parte de Kushner para instalar un canal de comunicaciones de respaldo con Moscú.

El FBI, en el curso de su investigación sobre el involucramiento de Rusia en la elección presidencial estadounidense de 2016, ahora está observando los múltiples roles de Kushner en las operaciones de campaña de Trump y sus contactos con funcionarios rusos.

Kushner ha reconocido haberse encontrado con el embajador ruso en Washington durante la transición, pero Reuters, citando a siete funcionarios estadounidenses actuales y del pasado, reportó el viernes que Kushner había mantenido varios contactos no revelados previamente con el embajador ruso –incluyendo dos llamadas telefónicas entre abril y noviembre de 2016.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.