Delegación PPD en la Cámara pide al Senado federal no dar paso a eliminación de ObamaCare

EL CAPITOLIO – La delegación del Partido Popular Democrático (PPD) presentó la Resolución Concurrente 35, para rechazar la aprobación de legislación dirigida a la eliminación del “Patient Protection and Affordable Care Act” (Obamacare),por la Cámara de Representantes federal.

“La eliminación del Patient Protection and Affordable Care Act, mejor conocida como Obamacare, provocará una crisis en los servicios de salud en la Isla. Esta acción constituye un discrimen inaceptable contra miles de ciudadanos americanos que viven en Puerto Rico y que dependen del plan de salud gubernamental para recibir la atención médica necesaria… Tan insensible actuación, provocará el colapso de la salud de Puerto Rico”, denunció el representante Jesús Manuel Ortiz, en declaraciones escritas.

El legislador sostuvo que de aprobarse, se pondría en riesgo los servicios de salud de más de un millón de puertorriqueños. La Resolución de la autoría de Ortiz urge, además, al Senado de los Estados Unidos a rechazar el proyecto de reforma de salud aprobado por la Cámara de Representantes federal.
Según Ortiz, el Obamacare significó para Puerto Rico una inyección de seis mil trescientos millones de dólares a Mi Salud, mediante el cual se mejoró el acceso de los cuidados a servicios de salud y reguló la industria de los planes médicos.

“Sin embargo, la Cámara de Representantes Federal aprobó legislación dirigida a derogar tan imprescindible estatuto. Dicha legislación representa un cambio significativo en la política pública del Gobierno federal. En la medida en que elimina o transforma los subsidios del Obamacare, elimina las multas que impuso el aludido estatuto a personas que no contraten un seguro médico y elimina el aumento de impuestos contemplado en el Obamacare a personas de mayores ingresos y a la industria sanitaria. También flexibiliza los requisitos de cobertura accesible, recortando los fondos del programa de salud para personas de ingresos bajos, Medicaid”, estableció la delegación a través de la Resolución.
Asimismo, advierte que la repentina reducción de los fondos para el financiamiento del programa Mi Salud, que cubre a casi la mitad de la población en el País, y la implementación de un nuevo modelo de servicios médicos en un sistema de salud frágil, provocará un colapso de toda la industria.

“Es por esto, que expresamos nuestro más enérgico rechazo a esta acción y urgimos al Senado De los Estados Unidos de América a rechazar el proyecto aprobado por la Camara de Representantes federal y así evitar poner en riesgo los servicios de salud de los puertorriqueños”, añadió Ortiz, a nombre de sus homólogos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.