Comunicados – Nos escriben

Profesores del RUM exigen verdadera reforma universitaria ante comisión senatorial

(Mayagüez) –Luego de tres días de receso, mañana martes continuarán las vistas públicas del Proyecto 55 de la Comisión de Educación y Reforma Universitaria del Senado de Puerto Rico, presidida por el senador Abel Nazario. En la sesión del viernes, 19 de mayo, el colectivo Profesorxs Transformándonos en Solidaridad Tornada en Acción (PROTESTAmos), del Recinto Universitario de Mayagüez, presentó una propuesta de reforma universitaria desde la Universidad y con la participación activa de docentes, estudiantes, no docentes y miembros de la comunidad.

PROTESTAmos  en caminó así una resolución aprobada por unanimidad en la Asamblea Nacional de Docentes de la UPR el pasado 5 de mayo en Cayey, y una moción aprobada en reunión del claustro del RUM el pasado 24 de abril.

De cara a la impronta senatorial de orquestar de forma acelerada el proyecto de reforma universitaria desde la legislatura, PROTESTAmos exigió que sea la propia Universidad de Puerto Rico la que dé curso a este proyecto y se comprometió con el pueblo de Puerto Rico a elaborar una reforma en diálogo interno, multisectorial y multicampus, que tome en cuenta la situación actual del país, se comprometa con los sectores más vulnerables y garantice el proyecto público universitario.

El doctor Héctor J. Huyke Souffront, portavoz del colectivo, compareció a deponer acompañado por una nutrida delegación de PROTESTAmos en la mañana del viernes. Sin embargo, no fue hasta entrada la tarde y tras los reclamos de los presentes sobre el pobre manejo del tiempo en las vistas, que se le permitió dirigirse a la Comisión. Esto, después de que el senador Abel Nazario autorizara que se extendiera el turno de una hora asignado a la ponencia del rector del RUM, Dr. John Fernández Van Cleve, a más de cuatro horas de duración.

“Entendemos que convocar a vistas públicas sin divulgación amplia; invitar solo a pasados presidentes y a rectores, así como a los senados académicos, a emitir recomendaciones sobre temas preestablecidos por la Comisión; y distribuir las comparecencias por recinto y por unidad académica, tienen como resultado dejar al resto de la amplia y diversa comunidad universitaria desprovista de mecanismos de participación real en este importante proceso”, expresó Huyke al inicio de su ponencia.

Añadió que, si bien “es esperanzador que la Comisión de Educación del Senado se solidarice con el reclamo universitario contra la centralización y jerarquización de la estructura operativa universitaria”, la convocatoria a vistas públicas emitida por la Comisión, partió de la disparidad.

El proyecto de reforma universitaria presentado por PROTESTAmos ante la Comisión incluye una metodología de trabajo participativa e inclusiva, así como un riguroso calendario de trabajo que iniciaría con la creación de la Comisión Multisectorial para la Transformación de la UPR.

Dicha Comisión estaría compuesta por once Mesas de Enlace (una por recinto), cada una de ellas con representación equitativa del personal docente, el personal no docente y el estudiantado. Las Mesas elegirían participativamente a los integrantes del Equipo Coordinador de la Reforma Universitaria, el cual contaría con nueve miembros, tres de ellos de la comunidad externa a la UPR.

Las encomiendas del Equipo Coordinador de la Reforma Universitaria, según descritas en la ponencia, incluyen: (1) investigar los procesos de reforma universitaria en otros sistemas universitarios y países; (2) estudiar los documentos que, por décadas, se han generado en Puerto Rico para encaminar la reforma universitaria de la UPR; (3) producir propuestas a ser consideradas por todas las partes; y, (4) encaminar y facilitar una amplia integración de la comunidad externa en el proceso, que incluya a egresados de la UPR, así como a representantes de la cultura, el comercio, la industria, el magisterio y a la Comisión de Educación y Reforma Universitaria del Senado de Puerto Rico.

Al cierre de su ponencia el pasado viernes, Huyke consignó ante la Comisión de Educación y Reforma Universitaria del Senado que PROTESTAmos está listo para someter su propuesta para la creación de la Comisión Multisectorial para la Transformación de la UPR ante la Junta Universitaria. Dicha propuesta incluye un calendario de trabajo que asegura que en un año “la UPR presentará un proyecto de reforma universitaria que habrá emanado de un trabajo riguroso, deliberativo y autocrítico para asegurar que le servimos a Puerto Rico como urge y se merece”.

La ponencia y el diseño metodológico participativo y multisectorial presentados ante la Comisión de Educación y Reforma Universitaria del Senado de Puerto Rico están disponibles en este enlace: https://protestamos.net/2017/ 05/19/protestamos-propone- reforma-realmente- universitaria-ante-el-senado/

CARTA ABIERTA AL PAÍS

Los profesores no estamos cobrando por un trabajo que no se ha realizado durante la huelga universitaria. Estamos perdiendo los dos meses del receso académico de verano (“vacaciones”), que forman parte de nuestro contrato como docentes de la UPR. Como los maestros, nuestro salario anual se prorratea entre las 24 quincenas del año, para distribuir la paga de los 12 créditos semestrales que estamos obligados a enseñar. Cuando se reanuden las clases y se recalendarice el semestre, tendremos que completar los cursos, de los cuales falta todavía la tercera parte del total de horas lectivas. Lo del pago sin labor es una falsedad muy malintencionada. Queremos denunciar que las declaraciones que han hecho a este respecto, desde la Contralora hasta algunos medios de prensa que se han hecho eco, no sirven para otra cosa que para lanzar leña al fuego. Estas insinuaciones de que los profesores estamos defraudando al fisco –que denotan, además de ignorancia, una crasa irresponsabilidad– constituyen acusaciones muy serias. El colmo de este ataque lo perpetra el representante Rodríguez Aguiló, con su P. de la C. 1089, radicado este pasado viernes 19 de mayo.

Se debe comprender la naturaleza de nuestro trabajo, tanto como las concepciones sobre el “ocio” que se nos achaca. En primer lugar, los profesores impartimos 24 créditos al año como mínimo si tenemos plaza o contrato a tiempo completo. Además de las tareas docentes (horas de clases –de contacto presencial– y horas de oficina, entre otros servicios a los estudiantes: mentoría y consejería, cartas de recomendación, tesis y disertaciones), los profesores desempeñamos tareas de creación, investigación y servicio tanto institucional –elaboración de propuestas, participación en comités– como comunitario. Esto no se contabiliza en dólares y centavos por hora: constituyen nuestra labor permanente. Durante el verano muchos de nosotros teníamos programadas otras tareas propias de nuestra profesión (investigar, preparar cursos, estudiar, escribir y publicar), fundamentales para fortalecer nuestro trabajo en el salón de clases. Por otra parte, desde marzo, hemos participado en reuniones y discusiones acerca de la universidad y la educación pública, la ley Promesa y la situación actual. Buscamos formas de defender nuestra universidad de los recortes arbitrarios y exorbitantes que amenazan su existencia misma. Además, estamos atentos a cualquier medida que profundice más aún la precarización de nuestras condiciones laborales, proceso que data de estos últimos veinte años.

No estamos cobrando sin trabajar, pero decenas de compañeras y compañeros que tienen contratos sin plaza (sin beneficios marginales como el plan médico), no cobrarán este verano y, sin embargo, se les exigirá cumplir con las horas contacto, en caso de que el semestre se extienda, sin la oportunidad de conseguir otros trabajos que compensen la exigua cantidad que reciben por sus labores. Los profesores sin plaza, quienes representan un 40% del profesorado en Río Piedras y 60% en Carolina, enfrentarán en primera fila el peso de los recortes propuestos a la universidad pública.

La mezquindad y la mentira que repite cierta prensa forma parte de la campaña de odio hacia el sistema público de enseñanza superior. Un pueblo sin estudios, sin curiosidad intelectual, sin ánimos de protesta, es un pueblo fácil presa de demagogias y atropellos. ¿Necesitan que renunciemos al ejercicio crítico para ocultar los conflictos de intereses dentro de la Junta de Control Fiscal y para que nos sometamos al dominio de un gobierno autoritario y antidemocrático?

Nuestro trabajo docente, creativo e investigativo fortalece la práctica de la democracia y de la resistencia, sobre todo cuando estos valores peligran. Eso hacemos cada día, y estamos dispuestos a hacerlo en esta difícil coyuntura.

Sabemos que el pueblo de Puerto Rico repudia esta campaña de difamación contra los universitarios, porque conocen el compromiso que tenemos con Puerto Rico y nuestra Universidad.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.