Buscan que policías utilicen teléfonos móviles y computadoras portátiles para evidenciar escenas de accidentes de tránsito

SAN JUAN – El presidente de la Comisión de Seguridad Publica de la Cámara de Representantes, Félix Lasalle Toro, anunció el sábado la radicación de una medida que viabiliza la otorgación de un pago suplementario a los uniformados por la utilización de teléfonos móviles y computadoras portátiles para evidenciar escenas de accidentes de tránsito.

“Debemos buscar alternativas tecnológicas existentes para agilizar las tareas diarias que tiene la Policía, por ejemplo, un agente que este atendiendo una querella de accidente de vehículos puede, al momento, enviar fotos y la información de la querella a través de un correo electrónico desde su teléfono inteligente a la comandancia de área, acelerando así el proceso, tanto para la Policía como para los querellantes”, indicó mediante declaraciones escritas el representante del Distrito #16 de Isabela, San Sebastián y Las Marías.

“En Puerto Rico ocurre un promedio de 43,000 accidentes de tránsito al año. O sea, 826 choques a la semana, lo que se traduce en 118 colisiones por día, cinco cada hora. Con la tecnología disponible podemos agilizar el procesamiento de estos casos utilizando los equipos que actualmente cuentan los agentes en sus teléfonos personales. El tiempo que se economiza la Policía con el uso de esta tecnología, es tiempo que se puede invertir en otras áreas, además que la Policía se economiza una inversión millonaria en tecnología que posiblemente se pueda atender con aplicaciones existentes en el mercado de las telecomunicaciones”, agregó Lasalle Toro.

De acuerdo al representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), los teléfonos móviles, aparte de servir como medio de comunicación inmediata para los agentes de la Policía, también son una gran herramienta para documentar pruebas en escenas de un accidente, exactamente como se ve cuando llegan los agentes al lugar de los hechos.

Estas fotografías tomadas por los agentes con sus teléfonos móviles son de gran utilidad para complementar la descripción del accidente plasmada en la querella y sirve para documentar los hechos según fueron recopilados por el agente, de las versiones recibidas de las partes involucradas en el accidente y los testigos presentes.

Varias jurisdicciones policiales en los Estados Unidos, e inclusive, en Canadá, han dotado a sus oficiales con los llamados teléfonos inteligentes para que sean utilizados en sus gestiones como agentes del orden públicos. Este es el caso del Departamento de Policía de la Ciudad de Soldotna en Alaska y en el Municipio de Chatham-Kent de Canadá.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.