Alcalde de Cayey califica como atropello cierre de escuelas

CAYEY  – El alcalde de Cayey, Rolando Ortiz Velázquez, repudió el martes, que el Departamento de Educación, quiera cerrar varias escuelas elementales de su municipio, restándole importancia a la cultura de trabajo ya establecida desde hace muchos años y el impacto que esto está causando en el entorno escolar y comunitario.

“No es junto que cientos de estudiantes, padres y maestros, tengan que pasar por esta situación. Son dos escuelas directamente de Cayey y otra en la frontera con Cidra que se verán afectadas. Esta última, la Pedro Díaz Fonseca, atiende a una población rural de entre el 60 y 70 por ciento de comunidades de Cayey”, aseguro Ortiz Velázquez en declaraciones escritas.

De igual forma, calificó otra de las escuelas que van a cerrar, la Ramón Frade León, como una de las mejores elementales de Cayey.

“Este plantel, por las categorías del mismo Departamento, es de excelencia académica. Posee salones interactivos y laboratorios de computadoras para todas las materias, tiene su propio portal educativo y plataformas donde los padres y estudiantes pueden ver las asignaciones que se ofrecen a los niños. Esto ha ayudado a cerrar las brechas individuales de cada estudiante lo que ha significado en un mejor desempeño y progreso académico, señaló el Ejecutivo Municipal de Cayey.

Ortiz Velázquez sostuvo que “todas y cada una de estas escuelas atienen matriculas con necesidades especiales, son de comunidades aledañas y familias de bajos recursos. En ese sentido, la escuela Luis Muñoz Rivera, atiende estudiantes de corriente regular, pero tiene una matrícula de cerca de 70 estudiantes de educación especial. Sobre todo, posee todas sus acreditaciones y certificaciones al día”, indicó.

“Nosotros entendemos que todas y cada una de las razones son válidas para que estas escuelas no clausuren. Su personal, maestros, padres y estudiantes tienen el genuino empeño de continuar trabajando por el bien de toda la comunidad escolar. Por otro lado, cerrar escuelas nos trae otro problema cuando los edificios quedan abandonados y son utilizados para otros propósitos que dañan la estética y la paz en la comunidad”, finalizó el alcalde de Cayey.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.