Representante busca beneficios contributivos para pequeños comerciantes

EL CAPITOLIO – El representante Víctor Torres González anunció el jueves la radicación de una medida que busca incluirlos en los paquetes de beneficios contributivos que tiene las leyes para atraer inversionistas de alto capital a Puerto Rico.

“Los pequeños y medianos comercios puertorriqueños necesitan un impulso para poder sostener operaciones durante esta prolongada crisis económica por la cual atraviesa Puerto Rico. Uno de estos recursos, la Ley 22-2012, mejor conocida como la Ley Para Incentivar el Traslado de Individuos Inversionistas a Puerto Rico, cuyo objetivo primordial es atraer individuos inversionistas que se dediquen a proyectos de alto capital, provee profundos incentivos contributivos para estas personas. Sin embargo, esta legislación no ha sido utilizada a su máxima expresión debido a que excluye del paquete de beneficios a las empresas nativas de mediano capital”, indicó el legislador en declaraciones escritas.

“Lo mismo sucede con la Ley 20-2012 (Ley Para Fomentar la Exportación de Servicios), la cual dispone entre los beneficios para la empresa dedicada al “negocio elegible” de exportación de servicios una tasa contributiva preferencial de 4 por ciento, exención de 90 por ciento en la contribución sobre propiedad mueble e inmueble, y de 60 por ciento en las patentes municipales. Entendemos que estos beneficios muy bien podrían disfrutarse también por aquellas empresas nativas que en carácter de contratista con exclusividad, o de socio en un proyecto conjunto, sean quienes ejecuten todo o parte de alguna de las actividades elegibles”, añadió.

Torres González indicó que el Proyecto de la Cámara 919, de su autoría, persigue enmendar las definiciones de la Ley 20-2012, particularmente lo que es un “Negocio Elegible” y que constituye tener “Nexo con Puerto Rico” para ampliar las empresas y actividades elegibles.

Manifestó también que la medida hace lo propio con la Ley 22-2012 y añade al estatuto original un lenguaje similar al que ya existe en la Ley 20-2012, por el cual tendrá que tener un socio de capital puertorriqueño o un contratista exclusivo. Este disfrutará igualmente de beneficios contributivos especialmente si se establece actividad económica en Puerto Rico.

Deje un comentario