Estudiante del RUM es primera puertorriqueña en ser admitida al programa combinado entre Ciencias Médicas y Yale

MAYAGUEZ – La estudiante Sherley Collado Justiniano, del Departamento de Biología del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM), es la primera puertorriqueña en ser aceptada al programa combinado en Ciencias Biológicas y Biomédicas del Recinto de Ciencias Médicas (RCM) de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y Yale University, que ofrece los grados simultáneos de doctorado en Medicina (M.D.) y en Genética (Ph.D.), según trascendió el martes.

“El Colegio de Mayagüez ha sido una parte integral en llegar a lograr mi meta, al estimular mi intelecto y ayudar a desarrollarme como estudiante, científica y profesional. Muchos profesores han sido mis guías y ejemplos a seguir”, indicó Collado Justiniano en declaraciones escritas.

Precisamente, Ciencias Médicas y Yale firmaron un acuerdo colaborativo, en julio de 2015, para aceptar entre dos a tres estudiantes, por año académico.

“Fui notificada de mi admisión a ambas universidades el pasado 1 de marzo de 2017. Espero poder abrir puertas para otros alumnos con intereses similares a los míos. Cursaré los primeros tres años en la Escuela de Medicina en Puerto Rico, comenzando en agosto. Luego, continuaré mis estudios conducentes a un doctorado en Yale, desde el cuarto año hasta el séptimo, y regresaré en el octavo año a terminar Medicina en Puerto Rico”, aseguró la joven.

El interés de la futura médica genetista por una carrera relacionada con la salud y las ciencias inició desde la escuela elemental.

Agregó que desarrolló interés por la investigación en el área de Genética, gracias a una clase que tomó con el doctor Juan Carlos Martínez Cruzado, catedrático del RUM y reconocido por sus investigaciones de ADN mitocontrial, entre otras.

“El profesor me brindó la oportunidad de realizar investigación. Mi primer proyecto se tituló Full Annotation of The CaMKI, lgs and bip2 Genes of Drosophila Elegans, en el que pude aprender a utilizar distintas herramientas de la bioinformática para anotar genes manualmente”, explicó.

De hecho, Martínez Cruzado elogió la disposición de la joven hacia los nuevos retos.

“Este es mi vigesimoctavo año como mentor de investigación de subgraduados y puedo dar fe de la gran cantidad de estudiantes excelentes como Sherley que tiene el Recinto Universitario de Mayagüez. Todos tienen un atributo que los destaca. En el caso de Sherley, si le pido que prepare algo en corto tiempo, ella no pone peros, sino que lo hace aún cuando sé que nunca lo ha preparado antes y que tendrá que aprender mientras lo hace”, indicó el investigador.

La joven, quien es candidata a graduación en junio del 2017, está afiliada al Programa MARC (Maximizing Access to Research Careers), que acoge a jóvenes de honor del RUM y los expone a iniciativas de investigación subgraduada con el fin de que continúen sus grados doctorales en ciencias biomédicas.

Precisamente, el mencionado programa es apoyado por los Institutos Nacionales de la Salud (NIH), tiene como misión asegurar que los jóvenes investigadores que participan tengan experiencias significativas y pertinentes para afianzar su amor por hacer ciencia relevante, con integridad, y con responsabilidad social.

“Nos sentimos bien orgullosos de los integrantes de MARC por destacarse en el cumplimiento de nuestra misión. En esta ocasión, deseamos resaltar la labor de Sherley. Esta joven, no tan solo es una persona brillante, dedicada, responsable y ardua trabajadora, sino que posee un gran sentido de responsabilidad social en su desempeño como investigadora novel”, expresaron por su parte, los doctores Carlos Ríos Velázquez y Patricia Ortiz Bermudez, coordinadores del Programa.

Entre los logros de la talentosa colegial, se encuentran haber sido seleccionada en el exclusivo grupo de Exceptional Research Opportunities Program (EXROP) del Howard Hughes Medical Institute.

Actualmente, la joven trabaja en el proyecto titulado Assessing a Loss-of-Function Mutation in the WDPCP Gene in the Puerto Rican Population.

“En esta investigación quiero determinar la presencia y distribución de una mutación en la población puertorriqueña para concluir si existe una necesidad de hacer pruebas genéticas a recién nacidos”, concluyó.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.