Donald Trump: 100 días de una presidencia desconcertante

Algunas de sus promesas de campaña han sufrido estruendosas derrotas en el Congreso o la justicia.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, cumple 100 días como mandatario.
Foto: Saul Loeb / AFP

Con todos los ojos del mundo puestos encima, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cumple este sábado sus primeros 100 días en la Casa Blanca.

El mandatario, de 70 años, ha encontrado varios obstáculos para poder llevar a cabo las promesas de campaña, entre las que estaban la construcción de un muro en la frontera con México para evitar el flujo de inmigrantes, el reemplazo del ‘Obamacare’ –la reforma sanitaria impulsada por su antecesor, Barack Obama– y la salida del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), entre otras.

“Pensé que sería más fácil”, afirmó este viernes Trump al referirse a su puesto, al que llegó sin experiencia en política o en un cargo público, y desde el que prometió que la prioridad sería “América primero”.

El mandatario se ha visto enfrentado a un difícil aprendizaje en sus primeros meses, llenos de estrepitosos tropiezos en el Congreso, donde sus propuestas no han encontrado el respaldo esperado, por las fisuras en el Partido Republicano y la insistencia de los demócratas de querer retrasar sus decisiones tanto como sea posible.

Trump, quien se empecinó en mantener una pelea directa con los grandes medios de comunicación, se ha visto obligado a cambiar tanto su tono como sus opiniones y ha tenido súbitos e inesperados reversazos de política, que han generado desconcierto.
Sin embargo, el Presidente no ha podido transmitir una visión global articulada y no deja de ser percibido como un mandatario impredecible.

“Parece que Trump lo prefiere así, para mantener a todo el mundo en vilo. Eso puede ayudarle con los adversarios de Estados Unidos, pero no es útil para tranquilizar a sus aliados”, afirmó Michael Shifter, presidente del centro de estudios Diálogo Interamericano.

Trump ha capitalizado políticamente en sus primeros 100 días en la Casa Blanca la mano dura en defensa, mientras que intenta ampliar el aparato militar a niveles récord en tiempo de paz, pero sin que emerja una estrategia clara. Siria, Afganistán y Corea del Norte han sido el foco principal de su política externa.

Estos son los asuntos que más relevancia han tenido en los primeros cien días de Trump.

Así ha sido la impredecible política exterior en los 100 días de Trump
Claves del estilo disruptivo que comanda la oficina Oval
EE. UU. busca una respuesta más dura contra Corea del Norte
Una fallida reforma de la salud
La promesa de anular y reemplazar el ‘Obamacare’, la reforma de la salud de Barack Obama, fue clave en la campaña de Trump, pero también ha sido uno de los mayores fracasos.

Una ley en la Cámara de Representantes fue retirada en marzo cuando quedó claro que los republicanos no obtendrían los votos suficientes para su aprobación, pese a que controlan la cámara.

Pero un nuevo plan esta semana logró el apoyo del bloque conservador que ayudó a hundir el proyecto anterior, pero no está claro si podrá obtener el respaldo de republicanos moderados, por lo que enfrentará desafíos más duros en el Senado.

Recorte a los impuestos
El presidente de EE. UU. prometió cambiar el sistema impositivo con la mayor reforma desde la década de 1980.

Esta semana propuso leyes para bajar los impuestos corporativos a un 15 por ciento desde el 35 por ciento actual, recortar el impuesto a los ingresos a 35 por ciento, anular el impuesto sucesorio y temporalmente recortar los impuestos a las ganancias generadas en el extranjero y repatriadas a EE. UU.

Sin embargo, el plan propuesto por Trump es vago e incluso legisladores republicanos lo describieron como “indicaciones” para cambios legislativos.

Dudas en el comercio
Trump retiró a EE. UU. del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica días después de asumir el cargo. Además, amenazó con retirarse del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero el jueves anunció que lo renegociará con México y Canadá. Sin embargo, la negociación comenzará en agosto.

Y aunque el presidente también prometió designar a China como un manipulador monetario para imponerles aranceles a sus productos, a mediados de abril cambió de opinión.

Adiós a las regulaciones
El presidente eliminó regulaciones que, dijo, afectaban la economía de EE. UU. de manera agresiva. Emitió un permiso para el polémico oleoducto Keystone XL, rescindió normas relativas al cambio climático del Gobierno anterior, una prohibición a la explotación de carbón en tierras federales y reglas para frenar emisiones de metano en la producción de crudo y gas.

Como parte de un impulso por otorgar más tierras federales para perforación, minería y otros proyectos, Trump pidió una revisión para identificar monumentos nacionales que pueden ser derogados o redimensionados. Se anticipan demandas.

Fracasados vetos migratorios
Trump firmó una orden ejecutiva para prohibir el ingreso a EE. UU. de refugiados y nacionales de siete países de mayoría musulmana (Irán, Irak, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia). La entrada en vigor de la orden provocó el caos en aeropuertos de todo el mundo.

Fue bloqueada por un tribunal de apelaciones y, por ello, el 6 de marzo, el Gobierno proclamó un nuevo decreto para sustituir el anterior y suspender durante 120 días el programa de refugiados y durante 90 el arribo de ciudadanos de Irán, Somalia, Sudán, Siria, Yemen y Libia. El segundo decreto, que deja fuera a los nacionales de Irak, fue también bloqueado por la justicia y no llegó a entrar en vigor.

Ciudades santuario’
Trump proclamó en enero un decreto que ordenaba retirar los fondos federales para los ‘condados y ciudades santuario’, aquellas jurisdicciones que se niegan a colaborar con el Gobierno para deportar a los inmigrantes indocumentados.

Aunque Trump no llegó a retirar fondos a estas ciudades, un juez de San Francisco (California) bloqueó esta semana parte de esa orden al argumentar que el presidente no tiene el poder de asignar recursos federales y el Congreso es el único con capacidad para aprobar el presupuesto.

Los primeros 100 días de Trump: el presidente más impopular
Trump lanza el ‘mayor recorte de impuestos de la historia’ de EE. UU.
La influencia familiar en los 100 días de Trump en la Casa Blanca
El muro con México
El mandatario prometió la construcción de un muro en la frontera con México. Por eso en su primera semana en la Casa Blanca, firmó una orden ejecutiva que instruía al Departamento de Seguridad Nacional a tomar “todas las medidas apropiadas para planificar, diseñar y construir inmediatamente un muro físico a lo largo de la frontera sur”.

Sin embargo, pese a su insistencia en que México acabará pagando por el muro, Trump enfrenta importantes problemas de financiación, pues los demócratas del Congreso se negaron a incluir una partida para el muro de 1.400 millones de dólares en el presupuesto federal.

Por eso, esta semana tuvo que ceder frente a las demandas de no incluir el financiamiento total del muro en una ley de presupuesto, con el fin de anular la amenaza de una paralización del Gobierno.

Gorsuch, un logro a medias
Entre los logros relativos, se destaca la nominación del juez Neil Gorsuch para ocupar la plaza en la Suprema Corte que dejó Antonin Scalia, quien murió en febrero del 2016. Para su confirmación, luego de que los demócratas la bloquearon en primera instancia, los republicanos cambiaron las normas con una medida conocida como la ‘opción nuclear’, que elimina la barrera de 60 votos requerida y fue aprobada con el apoyo de 52 senadores y la oposición de 48.

 

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.