Despidos y eliminación de servicios en los municipios ante medidas fiscales del Gobierno central advierten líderes Populares

EL CAPITOLIO – Con la eliminación de 350 millones de dólares de subsidios, el aumento a la electricidad, a la aportación al Sistema de Retiro y la pérdida de fondos federales, los municipios tendrán que despedir empleados, eliminar servicios a la ciudadanía y cobrar por el uso de facilidades municipales, advirtieron el domingo, varios líderes populares.
“Responsabilizamos directamente al gobernador (Ricardo) Rosselló por la eliminación y aumento de costos de los servicios municipales. Los planes fiscales del Gobierno nuevamente añaden el mayor peso de la crisis a los municipios, que emplean a 55 mil madres y padres de familia, aportan más de cuatro mil millones de dólares a la economía, y son los que proveen los servicios directos a la ciudadanía”, denunció el representante Jesús Manuel Ortiz, a través de declaraciones escritas.
Por su parte, el presidente de la Asociación de Alcaldes (AA), Rolando Ortiz, y el alcalde de Yabucoa, Rafael Surillo, señalaron que además del despido de empleados municipales, los municipios ya no podrán prestar servicios como la asignación de ama de llaves para envejecientes, los donativos a instituciones deportivas y ligas deportivas profesionales, clases graduandas, organizaciones sin fines de lucro o comunitarias, y asfaltar las carreteras municipales.
El Presidente de la AA indicó que “decir que no se van a despedir empleados públicos y quitarle los fondos a los municipios es tener un doble mensaje ante la triste realidad que vive el País. Si le quitan los fondos a los municipios, no hay duda de que los alcaldes tendremos que despedir empleados municipales o realizar drásticos ajustes a sus horas de trabajo. Es lamentable que los compañeros alcaldes del partido del gobernador no se den cuenta que ya los gobernadores de ocho años pasaron a la historia, y que este gobernador esté provocando esta situación al oprimir económicamente a los municipios”.
“Esta nueva realidad provocará además que las comunidades tengan que absorber los costos de agua y luz de los centros comunales y los gastos de alumbrado de parques y canchas, mientras que las organizaciones no gubernamentales (ONG) que utilizan facilidades municipales, también tendrán que pagar. Esto tendrá un gran impacto social al dejar desprovisto de ayuda a las organizaciones deportivas, principalmente aquellas que trabajan con nuestros niños; organizaciones culturales, educativas, incluso religiosas. Peor aún, afectará las ayudas a familias indigentes y a nuestros enfermos a través de los programas de amas de llaves”, dijo, entretanto, Surillo.
El ejecutivo municipal sostuvo que quien propone la eliminación de estos subsidios demuestra total desconocimiento de cómo se gobierna en Puerto Rico y lo que persigue realmente es la eliminación de municipios.
El representante Ortiz añadió que “para agravar la situación, el plan del Banco Gubernamental de Fomento es que los dos mil millones de dólares en préstamos de los municipios se paguen al cien por ciento. Esto, mientras tira a pérdida los préstamos de las corporaciones públicas y del Gobierno central. En un momento que todo el gobierno está reestructurando su deuda, a los municipios se les debe dar herramientas para que reestructuren la suya con el Banco”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.