Conferencia Episcopal Puertorriqueña reclama al gobierno apertura al diálogo con el Pueblo para buscar soluciones

SAN JUAN – La Conferencia Episcopal Puertorriqueña reclamó el sábado al gobierno mayor apertura al diálogo para buscar soluciones a la crisis fiscal, y de esta manera desalentar que la frustración colectiva genere actos de violencia en la Isla.

“Puerto Rico enfrenta un momento crucial, que prueba su virtud para enfrentar las crisis. Para lograrlo, se requiere discernimiento personal y colectivo, que conduzca a poner el respeto a la dignidad de la persona por encima de toda otra consideración, evitando la violencia”, plantea el documento firmado por el arzobispo de San Juan y presidente de la Conferencia, Roberto González Nieves; el obispo de Mayagüez y vicepresidente de la Conferencia, Alvaro Corrada del Rio; el obispo de Caguas y secretario-tesorero de la Conferencia, Eusebio Ramos Morales; y el obispo de Ponce, Ruben González Medina.

“Pedimos al gobierno que abra las puertas a una participación y diálogo con los ciudadanos que son necesarios ahora más que nunca, para que se logren las mejores soluciones, y la crisis no degenere en frustración colectiva, violencia y en un aumento del éxodo de los puertorriqueños. Asimismo, pedimos a toda persona que este expresando su derecho a protestar (el 1 de mayo), que lo haga sin violencia, demostrando la razonabilidad de sus planteamientos con el respeto a la dignidad e integridad de sus hermanos y hermanas”, añadieron.

El grupo también se unió al reclamo de otros sectores que piden una auditoria de la deuda pública, y abogaron por que se velen por los derechos de los trabajadores que representan el sustento y la salud de su familia.

De igual manera, pidieron que a la hora de implementar recortes se empiece primero con los “gastos superfluos, los contratos innecesarios 0 los privilegios econ6micos para algunos cargos de las tres ramas de poder”.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.