Con reservas medida para enmendar la “Ley para regular los negocios de casas de empeño”

EL CAPITOLIO  – El licenciado Luis Torres Marrero, representante legal de Borinquen Title Loan, explicó el martes, en vistas públicas, que los intereses tienden a ser más altos porque las casas de empeño asumen mayores riesgos que otras industrias financieras.

Sostuvo que actualmente los únicos préstamos con tasas de interés limitadas por ley son los préstamos otorgados por casas de empeño, el resto está sujeto al mercado libre, y esas tasas están sujetas a un tope. Por tal motivo, estimó necesario que se regule el negocio de casas de empeño porque “proveería mayor seguridad a la industria, negocios y, más importante, al consumidor”.

La directora regional de PR Auto Loans, Melissa Quiñones, hizo eco de las expresiones de Torres Marrero y añadió que de los 10 mil préstamos que su compañía otorgó en el 2016, menos del 1.25 por ciento resultó en reposesión. “Estamos en el negocio financiero de prestar dinero, no de reposeer y vender vehículos”, acotó.

La Comisión de Asuntos del Consumidor, Banca y Seguros, presidida por la representante Yashira Lebrón Rodríguez, inició, vistas públicas sobre el Proyecto de la Cámara 882, de su autoría, que busca enmendar la “Ley para regular los negocios de casas de empeño” (Ley 23-2011).

“Si usted toma un préstamo de título por 500 dólares durante un plazo de 30 días, en promedio podría tener que pagar 125 dólares en intereses, más los 500 dólares del principal, para un total de 625 dólares”, dijo la representante, como punto que se intenta evitar.

Explicó que la medida pretende limitar los intereses que pueden cobrar las instituciones cubiertas por la ley y ordenar a la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras a adoptar las medidas administrativas necesarias para hacer posible lo dispuesto mediante este estatuto, entre otros asuntos.

La Exposición de Motivos de la pieza explica que quienes recurren al negocio de los préstamos sobre el título de autos, o “title loans”, por lo general culminan pagando un total excesivo para evitar el embargo de su vehículo, asumiendo que pueda saldar la deuda adquirida ante las dificultades económicas que enfrenta la Isla. En promedio, los prestadores suelen aplicar un 20 por ciento mensual para financiar el préstamo, lo que implica que la tasa porcentual anual es de hasta un 240 por ciento, sin considerar cargos adicionales que puedan exigir al consumidor.

El proyecto establece una tasa de interés que no sea mayor a un 5 por ciento por un periodo de treinta días en una transacción de préstamo sobre prenda. Esta será cobrada durante ese periodo inicial, según sea pactada, independientemente de cuando se redima el objeto dado en prenda y se expresará a base de la tasa de por ciento anual (A.P.R.) en todo contrato, solicitud, estado de cuenta, informe, correspondencia y material promocional relacionado. A su vez, los intereses serán computados utilizando el método de interés simple, en el cual los intereses se computan a base del balance adeudado, excepto en cuanto al cómputo del periodo inicial (de 30 días) del préstamo.

En su ponencia, Gilberto Arvelo, mejor conocido como “Dr. Shoper” respaldó la medida por entender que “es necesario establecer nueva regulación debido a que los consumidores están siendo abusados por prácticas, a nuestro entender, usureras y predatorias”.

Entre sus recomendaciones figura, además de regular los intereses estableciendo un tope de un 17 por ciento, como el estado de Arkansas, el que se eliminen los préstamos sobre títulos de autos de la Ley 23 y se incluyan dentro del estatuto que cobija la industria de financiamiento de vehículos de motor en la Isla. A su vez, que empresas que participan en la industria de “title loans” realicen campañas educativas similares a las que realiza la Lotería de Puerto Rico sobre los efectos directos que tienen estos tipos de préstamos.

Por su parte, el presidente de La Familia, David Ashe Freire se colocó a disposición de la Comisión para buscar formas de mejorar el servicio a los clientes, de modo que sea más atractivo y esté dentro de los parámetros que les permita continuar siendo de ayuda al pueblo.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.