COMUNICADO DE PRENSA

COMUNICADO DE PRENSA

ACLU expresa serias interrogantes sobre intención del Gobernador Ricardo Rosselló de radicar medida que permitirá a la Policía de Puerto Rico laborar para entidades privadas como oficiales de la Policía. Es privatización en su peor forma.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló anunció ayer su intención de radicar una medida legislativa que permitiría a los oficiales de la Policía de Puerto Rico utilizar sus uniformes y equipo oficiales en el desempeño de trabajos a tiempo parcial fuera de sus horas laborables como oficiales del estado.

ACLU tiene muy serias reservas con lo que propone el gobernador de Puerto Rico. ¿De qué manera impactará esta propuesta legislación al proceso de la reforma de la Policía de Puerto Rico? Y, ¿cuál sería la responsabilidad del estado en casos en que un oficial de la policía incurra en abuso de poder o exceso de fuerza mientras se identifica como agente del gobierno de Puerto Rico, sin que cuente con la debida supervisión; mientras labora para un comerciante privado?

El ahorro que busca el gobierno podría salirle muy caro al pueblo de Puerto Rico. Nos parece que se buscar privatizar a la Policía de Puerto Rico, quienes trabajarán como oficiales del gobierno limitados a servirle a quien le pueda pagar su salario; y suponemos respondiendo a las particulares exigencias de ese patrono privado.

Dicho de otra forma, la policía de Puerto Rico prestará servicios privados de seguridad pública a personas pudiente, con el subsidio del pueblo; mientras el restante del pueblo no cuenta con los recursos necesarios para sufragar tan privilegiado servicio de seguridad.

Contacto:

Lcdo. William Ramírez Hernández Director Ejecutivo
Tel. 787.753.8493
Tel. 787.250.4410

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.