Asociación de Maestros exhorta a la JCF a evitar impacto de recortes en las escuelas públicas del País

SAN JUAN -La presidenta de la Asociación de Maestros de Puerto Rico junto a la a presidenta de la American Federation of Teachers (AFT), Randi Weingarten, anunciaron el jueves el envío de una carta conjunta al presidente de la Junta de Control Fiscal (JCF), Jose Carrión, III, en reclamo de la protección de los niños del país e invitándolo a evidenciar el impacto que tendrán las escuelas debido a los los recortes propuestos.

“Las escuelas públicas y sus servicios básicos se han visto afectados en los últimos años por recortes a su presupuesto. Ahora, la Junta de Control de PROMESA considera también la reducción de 40 días al año escolar, causando más limitaciones a un sistema educativo maltrecho. Esto dejará a los niños de Puerto Rico -que no hicieron nada para crear los problemas financieros- y a la economía de Puerto Rico, un futuro aún más sombrío”, concordaron ambas líderes en declaraciones escritas.

“Permítanme ser contundente, no podemos esperar mientras los niños se vean privados del derecho a recibir una educación pública básica. Estamos en solidaridad con los maestros en Puerto Rico, ya que exigen el fin de los recortes destructivos que ya sufrido su sistema educativo. La Junta de PROMESA necesita reunirse con los maestros en la isla antes de que ciegamente entreguen a los acreedores de fondos buitres los ahorros obtenidos con los enormes recortes propuestos a las escuelas de Puerto Rico”, añadió por su parte Weingarten.

Asimismo, Díaz reiteró que las medidas del organismo federal debe excluir aquellas que impacten negativamente la educación pública de la isla.

“Desde que el gobierno de Puerto Rico implantó severas medidas de austeridad, la planta física de las escuelas se han deteriorado, se reportan plagas en algunas escuelas, maestros trabajando sin bibliotecas ni libros y usando sus propios recursos para comprar material básico. También se reportan escuelas con apagones parciales o totales durante el día. A pesar de que la Asociación de Maestros de Puerto Rico ha hecho pública esta información, la Junta de PROMESA presentó un plan que aniquilará la educación pública”, reza parte de la misiva.

“No hay manera de salvar al país sin salvar su educación pues en Puerto Rico no tenemos grandes industrias de las que se podamos vivir. Es la educación la que ha sido puntal en el desarrollo social, económico y político del país. Urge la voluntad para salvarla, fortalecerla y encaminarla a puerto seguro. De lo contrario, los grandes perdedores serán nuestros niños, que son el futuro de Puerto Rico. La Junta de PROMESA tiene que sacar de la ecuación la educación pública y esperamos que acepte nuestra invitación para que evidencie las necesidades que tienen nuestras escuelas y el daño que le harán si proceden con los recortes propuestos”, concluyó Díaz.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.