Aprobado en la Cámara el Proyecto 938

EL CAPITOLIO  – La Cámara de Representantes aprobó en la noche del jueves, el Proyecto de la Cámara 938, que cambia el marco legal y jurídico vigente de los empleados públicos, con el cual se pretende darle cumplimiento al Plan Fiscal del Gobierno de Puerto Rico.

El presidente del Cuerpo, Carlos “Johnny” Méndez Núñez, aseguró que “los 26,500 empleados de las corporaciones públicas, así como los 101 mil empleados de las agencias de la Rama Ejecutiva, conservarán sus beneficios de plan médico inalterados hasta julio de 2018, en especial en el caso de trabajadores que tengan familiares que se estén sometiendo a algún tratamiento por una condición catastrófica o terminal”.

Sostuvo que esta enmienda representa unos $136 millones, que serán ajustados en el presupuesto.

“La función de nosotros es buscar en este periodo de tiempo los recursos en el presupuesto que nos va a presentar el señor gobernador y buscar los ahorros en el Gobierno Central”, señaló Méndez Núñez.

Añadió que “en este proyecto estamos tomando en consideración un aumento de cuatro a ocho horas a la licencia que existe para visitas a las escuelas; le garantizamos las 10 horas en el caso de que tengan una condición especial para que puedan asistir a la escuela y también a la confección del Programa Educativo Individualizado (PEI) y a la discusión del mismo”.

“Una vez que mejore la situación fiscal de Puerto Rico, un comité evaluará el cumplimiento de las métricas para restituir paulatinamente los derechos de los trabajadores”, dijo el líder cameral.

Mientras que el presidente de la Comisión de Hacienda, el representante Antonio “Tony” Soto Torres, sostuvo que con esta medida se cumple con las métricas impuestas por la Junta de Control Fiscal, “ya que la alternativa era el despido de 45 mil empleados”.

“Las enmiendas introducidas a esta medida atendieron muchas de las inquietudes que se trajeron a la mesa, atendieron la situación fiscal de nuestra Isla, pero de igual forma nosotros de manera responsable y sensible con nuestros empleados públicos, atendemos sus reclamos, sus inquietudes y hemos demostrado con nuestras acciones que valoramos su esfuerzo, su trabajo y que les respetamos y estamos de su lado. Queremos que ellos estén bien, esa es la realidad”, puntualizó el legislador.

Soto Torres expuso que, además del despido de miles de empleados públicos, las propuestas de la JSF incluían que se les rebajara un 10 por ciento a los pensionados de sus pensiones, la reducción de la jornada laboral entre dos o cuatro días al mes y reducir el gasto en servicios médicos a razón de 1,000 millones de dólares.

“Hubiesen sido 45 mil familias sin ingresos, sin capacidad de pagar sus hipotecas y alquileres, sin ingresos para pagar sus vehículos, sin capacidad para hacer compra y proveerles sustento a sus familias. ¿Cuántas casas serían reposeídas? ¿Cuántos carros serían confiscados o reclamados por los bancos? Esa hubiese sido la consecuencia que aquí no se mide. El caso de Puerto Rico, hubiese sido peor que el de Detroit”, sostuvo.

La pieza aprobada, equipara para todos los empleados de gobierno y las corporaciones públicas, los beneficios marginales, que incluye el bono de navidad y aportación al plan médico. El proyecto excluye a los empleados de la Universidad de Puerto Rico, los cuales están sujetos al Plan Fiscal que presente la Universidad del Estado a la JCF.

El proyecto enmienda además el “Código de Rentas Internas para un Nuevo Puerto Rico”, a los fines de modificar el arbitrio aplicable a cigarrillos y productos derivados del tabaco.

También establece una serie de medidas entre las que se encuentra la creación de un Comité de Evaluación y Disposición de Propiedades Inmuebles, para declarar la política pública relacionada a la venta de propiedades inmuebles.

Conjuntamente se dispone que aquellos fondos especiales creados por Ley para fines específicos, se acreditarán al Fondo General del Tesoro Estatal y se depositarán en la cuenta bancaria corriente del secretario de Hacienda para que este tenga pleno dominio de los mismos.

También se concurrió con las enmiendas introducidas por el Senado al Proyecto de la Cámara 939, que establece cambios en las multas por infracciones a la “Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico”.

Además, se aprobó la Resolución Conjunta de la Cámara 147, de la representante Maricarmen Mas Rodríguez, para reasignar fondos al municipio de San Germán para obras y mejoras en la Comunidad de Las Carolinas, del barrio Duey Bajo.

Igualmente, se le dio paso a la Resolución de la Cámara 351, del representante José Aponte Hernández, para felicitar a los jóvenes que ingresarán a las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos de América, quienes serán reconocidos en una ceremonia a celebrarse el próximo 4 de mayo por parte de la organización Our Community Salutes of Puerto Rico.

También se avaló la Resolución de la Cámara 155, del representante Pedro “Pellé” Santiago Guzmán, para estudiar la viabilidad de que se construya un sistema de alcantarillado sanitario en el barrio Toaville y sector Monserrate en el municipio de Toa Baja.

A renglón seguido, se le dio paso a la Resolución de la Cámara 163, del representante Ángel Peña Ramírez, para realizar una investigación a los fines de constatar el estado procesal en que se encuentra la construcción del techo a la cancha de la Escuela Carmen Benítez en el municipio de Las Piedras, por parte de la Administración para el Desarrollo de Empresas Agropecuarias (ADEA).

Igualmente, fue aprobada la Resolución de la Cámara 212, de los representantes José “Ché” Pérez Cordero y José Enrique “Quiquito” Meléndez Ortiz, para realizar una investigación exhaustiva en torno al proyecto de siembra de caña de azúcar en el Valle de Coloso y el uso de sobre 9 millones de dólares de fondos gubernamentales para ello.

La Cámara de Representantes recesó sus trabajos hasta el próximo lunes, 8 de mayo de 2017 a la 1:00 de la tarde.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.