Antes del día 100 de Trump, Obama dice que su Obamacare es más popular que el actual presidente

Barack Obama durante su aparición a principios de semana en Chicago. (Crédito: JIM YOUNG/AFP/Getty Images)

Nueva York (CNN) – El expresidente Barack Obama elogió este jueves en un evento privado la resistencia política de su ley de salud, señalando que Obamacare es ahora más popular que su sucesor que ha tratado de derogarlo: el presidente Donald Trump.

Mientras los republicanos en Washington volvían esta semana en sus esfuerzos por deshacerse de esta ley, Obama señaló a una audiencia en el centro de Manhattan que “la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio nunca ha sido más popular, y es más popular que el actual presidente”, según una persona en la habitación que parafraseó los comentarios.

Trump ha registrado niveles de aprobación históricamente bajos para un nuevo presidente, mientras que la opinión pública sobre la ley de salud ha mejorado gradualmente en medio de los esfuerzos republicanos para deshacerse de ella.

Obama también predijo el jueves que será un reto para Trump y sus compañeros republicanos hacer cambios radicales a una ley que ahora provee seguro de salud para tantas personas, ya que comentó lo difícil que fue para él lograr que Obamacare fuera promulgado como ley en el 2009. Aunque muchos republicanos han dicho públicamente que no les gusta la ley de salud, Obama aseguró, según la persona que se encontraba en esa sala, que ahora están enfrentando el hecho de que muchos de sus electores más vulnerables se han beneficiado de ella.

Trump tiene una calificación de aprobación del 44% en su centésimo día en el cargo, según una nueva encuesta de CNN/ORC publicada esta semana, la aprobación más baja de cualquier presidente recién elegido en esta etapa. En esa encuesta, el 36% dijo que aprueba la forma en que Trump está manejando la política de salud, pero el 47% dijo que estaba a favor de Obamacare.

El evento del jueves en el que participó Obama fue cerrado, off the record y organizado por la red A&E para una audiencia privada, según una fuente. Obama fue entrevistado por la famosa autora e historiadora Doris Kearns Goodwin, con una sección de preguntas y respuestas de aproximadamente una hora.

El momento de las observaciones puntuales del expresidente sobre Obamacare (uno de sus logros más destacados) fue especialmente notable debido a las continuas luchas que Trump y los legisladores republicanos tuvieron esta semana al intentar derogar la legislación.

Un proyecto de ley para revocar y reemplazar el Obamacare fue retirado de la Cámara de Representantes el mes pasado porque los líderes de esta rama del Congreso no pudieron obtener suficiente apoyo del Partido Republicano para la iniciativa, un momento embarazoso que dejó una marca en los primeros meses de presidencia de Trump.

Esta semana, la Casa Blanca trató de reactivar el fracasado proyecto de ley al llevar a cabo un impulso de 11 horas para una votación antes de que se cumplan los cien días del gobierno Trump este sábado. Mientras que un proyecto de ley revisado recibió el respaldo de algunos conservadores, todavía no obtuvo suficiente apoyo del resto de los republicanos de la Cámara. El liderazgo anunció el jueves por la noche que no se votará esta semana.

Tres meses después de salir de la Casa Blanca, Obama ha ido reemergiendo poco a poco en público. Habló ante una audiencia por primera vez a principios de esta semana en Chicago en un evento con jóvenes líderes de la Universidad de Chicago.

Pero sus asesores dicen que Obama todavía no está listo para saltar de nuevo al diálogo político, y apenas se contenta con ser un consejero detrás de cámaras de los líderes nacionales demócratas. Obama ha estado de vacaciones, dando discursos, y tanto él como la exprimera dama Michelle Obama están trabajando en sus respectivos libros de memorias.

Recientemente, Obama ha recibido críticas por informes de que recibirá 400.000 dólares para hablar en una conferencia sobre salud en septiembre. El portavoz de Obama, Eric Schultz, insistió en que los honorarios por hablar no harán mella en las convicciones del exmandatario.

“Como anunciamos hace meses, el presidente Obama pronunciará discursos de vez en cuando, algunos de esos serán pagados, algunos no, e independientemente del lugar o patrocinador, él será fiel a sus valores, su visión y su historial”, aseguró Schultz en un comunicado. “Con respecto a este o cualquier discurso que involucre a patrocinadores de Wall Street, yo sólo señalaría que en el 2008 Barack Obama recaudó más dinero de Wall Street que cualquier candidato en la historia, e hizo aprobar con éxito e implementar las reformas más duras sobre el sector financiero desde Franklin Delano Roosevelt”.

Un portavoz de Obama declinó comentar si el expresidente recibió un pago y la cuantía de este por hablar en el evento del jueves de A&E.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.