Vista legislativa prueba ausencia de fundamento científico las enmiendas al Código Penal según Vega Ramos

EL CAPITOLIO – El portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) ante la Comisión de lo Jurídico, Luis Vega Ramos, dijo el jueves, que luego de la celebración de dos vistas públicas en torno al Proyecto de la Cámara 743 que busca aumentar las penas carcelarias en ciertos delitos y restituir los delitos de la llamada ley Tito Kayak, el gobierno no ha podido presentar argumentos o estudios que validen la teoría de que un aumento en las penas carcelarias sirve de disuasivo al crimen.

“La realidad, confirmada tras dos vistas públicas, es que no hay evidencia científica que valide la falacia de que a penas más altas haya menos criminalidad. No existe prueba ni estudio alguno que demuestre que son un disuasivo a la conducta criminal. En su defensa de la medida, ni el Departamento de Justicia en la vista anterior, ni el de Corrección hoy, han podido presentar un solo estudio en criminología, penología, ni estadísticas que correlacionen el aumento a las penas carcelarias con la disminución de la incidencia criminal, ni en Puerto Rico, ni en ningún lugar del mundo,” explicó Vega Ramos en declaraciones escritas.

Explicó que comparecieron a vista pública la Sociedad de Asistencia Legal, la Clínica de la Escuela de Derecho de la Universidad Interamericana y el Departamento de Corrección. Sólo esta última compareció a favor del proyecto, sin embargo, no pudo basar su apoyo al aumento en ciertas penas, a hacer más severo el agravante a delitos por reincidencia (restituyéndo a que tome en cuenta por 10 años, en vez de cinco), así como la reactivación de una serie de delitos que infringen contra el derecho a manifestaciones ciudadanas.

Expuso que, tanto SAL, representada por los licenciados Luis Zambrana y Yahaira Colón, entre otros, como la Clínica de Derecho de la UIA, representada por la profesora Myrtha Morales, se opusieron a la medida por razones similares.

“Lo que sí tiene un efecto disuasivo es la restitución de la llamada ley Tito Kayak, que disuadirá a la gente de ejercer su derecho a libertad de expresión o de protestar por miedo a que le radiquen cargos criminales. En la literatura jurídica eso se llama “Chilling effect”, añadió el legislador popular, quien presidiera la Comisión de lo Jurídico durante el pasado cuatrienio.

Vega Ramos recordó que para el proceso de enmiendas al Código Penal en el 2014 se trabajó por espacio de 10 meses previó a la celebración de vistas públicas, en un proceso de estudio y análisis científico y penológico dirigido por los profesores Dora Nevárez y Luis Ernesto Chiesa.

“En aquel proceso del 2014, todos los sectores pudieron aportar antes de la radicación del proyecto. Posterior a eso, se hizo una semana completa e intensa de vistas públicas para que pudieran sustentarse las enmiendas que al final se aprobaron. El actual gobierno no está actuando así. Se mueven con una premura injustificada y sin fundamento científico para sus propuestas. A menos que la motivación sea restituir la ley Tito Kayak previo a que tome fuerza el movimiento de defensa de la UPR y de oposición a la implantación del Pman Fiscal”, denunció el representante.

Escrito por Antonio Luis Negrón Cruz
Miércoles, 29 Marzo 2017 14:53
Visto: 2
Categoría: Noticias
EL CAPITOLIO (CyberNews)- El portavoz del Partido Popular Democrático (PPD) ante la Comisión de lo Jurídico, Luis Vega Ramos, dijo el jueves, que luego de la celebración de dos vistas públicas en torno al Proyecto de la Cámara 743 que busca aumentar las penas carcelarias en ciertos delitos y restituir los delitos de la llamada ley Tito Kayak, el gobierno no ha podido presentar argumentos o estudios que validen la teoría de que un aumento en las penas carcelarias sirve de disuasivo al crimen.

“La realidad, confirmada tras dos vistas públicas, es que no hay evidencia científica que valide la falacia de que a penas más altas haya menos criminalidad. No existe prueba ni estudio alguno que demuestre que son un disuasivo a la conducta criminal. En su defensa de la medida, ni el Departamento de Justicia en la vista anterior, ni el de Corrección hoy, han podido presentar un solo estudio en criminología, penología, ni estadísticas que correlacionen el aumento a las penas carcelarias con la disminución de la incidencia criminal, ni en Puerto Rico, ni en ningún lugar del mundo,” explicó Vega Ramos en declaraciones escritas.

Explicó que comparecieron a vista pública la Sociedad de Asistencia Legal, la Clínica de la Escuela de Derecho de la Universidad Interamericana y el Departamento de Corrección. Sólo esta última compareció a favor del proyecto, sin embargo, no pudo basar su apoyo al aumento en ciertas penas, a hacer más severo el agravante a delitos por reincidencia (restituyéndo a que tome en cuenta por 10 años, en vez de cinco), así como la reactivación de una serie de delitos que infringen contra el derecho a manifestaciones ciudadanas.

Expuso que, tanto SAL, representada por los licenciados Luis Zambrana y Yahaira Colón, entre otros, como la Clínica de Derecho de la UIA, representada por la profesora Myrtha Morales, se opusieron a la medida por razones similares.

“Lo que sí tiene un efecto disuasivo es la restitución de la llamada ley Tito Kayak, que disuadirá a la gente de ejercer su derecho a libertad de expresión o de protestar por miedo a que le radiquen cargos criminales. En la literatura jurídica eso se llama “Chilling effect”, añadió el legislador popular, quien presidiera la Comisión de lo Jurídico durante el pasado cuatrienio.

Vega Ramos recordó que para el proceso de enmiendas al Código Penal en el 2014 se trabajó por espacio de 10 meses previó a la celebración de vistas públicas, en un proceso de estudio y análisis científico y penológico dirigido por los profesores Dora Nevárez y Luis Ernesto Chiesa.

“En aquel proceso del 2014, todos los sectores pudieron aportar antes de la radicación del proyecto. Posterior a eso, se hizo una semana completa e intensa de vistas públicas para que pudieran sustentarse las enmiendas que al final se aprobaron. El actual gobierno no está actuando así. Se mueven con una premura injustificada y sin fundamento científico para sus propuestas. A menos que la motivación sea restituir la ley Tito Kayak previo a que tome fuerza el movimiento de defensa de la UPR y de oposición a la implantación del Pman Fiscal”, denunció el representante.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.