Unión asegura peligro de los fondos para el sistema 9-1-1

SAN JUAN – La Unión de Trabajadores de las Telecomunicaciones expresó el lunes su preocupación ante la aprobación del Proyecto de la Cámara 741 que busca crear el Departamento de Seguridad de Puerto Rico.

“La actual Ley 144 del Sistema 9-1-1 establece que el 40 por ciento de los fondos recaudados por concepto del Sistema 9-1-1 deben dedicarse únicamente a las Agencias y Municipios Integrados. Con la nueva ley, esta distribución de fondos se elimina y se le otorga al Secretario de Seguridad y al Comisionado del 9-1-1 toda la autoridad para realizar la distribución de fondos a dichas entidades, sin establecer ningún mínimo garantizado como hay ahora”, aseguró en declaraciones escritas el presidente del gremio, Luis Benítez Burgos.

El pasado viernes la Comisión Conjunta de Gobierno y Seguridad Pública, presididas por Jorge Navarro y Félix Lassalle presentó un informe positivo junto a varias enmiendas al proyecto pero ninguna, que proteja los fondos a los municipios, añadió.

La ley orgánica del Sistema 9-1-1 dispone cómo se distribuyen los fondos entre las mismas agencias de respuesta, que incluyen la Policía de Puerto Rico, la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, el Cuerpo de Emergencias Médicas Estatal, el Cuerpo de Bomberos, Municipios Integrados, el Servicio 3-1-1 entre otros.

Aseguró que de llevarse a cabo la fusión entre todas las agencias bajo una sombrilla, no habría garantía de que las agencias de respuesta ni los municipios integrados al sistema reciban sus fondos y se pone en peligro sus operaciones.

“Esta fusión es un nuevo intento por usar los fondos que pagan los ciudadanos para su sistema de Emergencia para cuadrar el presupuesto operacional. Esto atrasaría grandemente el tiempo de respuesta de las emergencias que cada día se está viendo afectado por la mala administración que ha habido en el 9-1-1 y ha llegado a estar en 20 minutos”, formuló.

También expresó su preocupación ya que las Comisiones de Gobierno y Seguridad Pública no aprobaron enmiendas que garanticen la continuidad de la Junta de Gobierno, la cual ha sido eliminada, pasando sus funciones al Comisionado del Sistema 9-1-1 y al Secretario de Seguridad Pública.

Tampoco dieron paso una enmienda que busca asegurar que tanto la Federación como la Asociación de Alcaldes contara con representación en la Junta de Gobierno, estipuló.

“Esto sin mencionar que aún con las enmiendas propuestas, el Proyecto 741 está en violación de la Ley Federal de Telecomunicaciones ya que los fondos del 9-1-1 deben ser utilizados exclusivamente para la operación del Centro de Recepción de Llamadas en primera instancia, y luego para el Sistema de Respuesta de Emergencias en General”, estableció.

“También está en contradicción con todas las guías, políticas y estándares federales sobre cómo operar los Centros de Emergencia 9-1-1. La nueva ley tampoco establece para que se usarán los fondos 9-1-1 y permite que los mismos se usen para cuadrar el fondo general. Algo, que se hizo en la pasada administración y que llevó a la pérdida de fondos federales y a que hoy los municipios integrados no reciban parte de los fondos 9-1-1 asignados”, concluyó el líder sindical.

El Proyecto de la Cámara Cámara 741 crearía el nuevo Departamento de Seguridad de Puerto Rico y busca reducir gastos operacionales del gobierno creando el Departamento de Seguridad Pública, que sería a su vez la sombrilla de la Policía, la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres, el Cuerpo de Emergencias Médicas, el Sistema de Emergencias 9-1-1, el Cuerpo de Bomberos, la Directoría de Servicios al Conductor, el Instituto de Ciencias Forenses, y el Negociado de Investigaciones Especiales (NIE).

El proyecto está en calendario para votación en la sesión del lunes.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.