Trump acusa a Obama -sin pruebas- de escuchas telefónicas durante la campaña

(CNN Español) – El presidente Donald Trump hizo una sorprendente declaración el sábado al acusar, sin ofrecer pruebas, a su antecesor en el cargo, Barack Obama, de interceptar sus conversaciones telefónicas antes de las elecciones.

“¡Terrible! Acabo de enterarme de que Obama hizo que intervinieran mi teléfono en la Torre Trump justo antes de la victoria. No encontraron nada. Esto es McCarthismo!” tuiteó Trump en un grupo de mensajes muy temprano el sábado por la mañana.

Qué bajo cayó el presidente Obama para interceptar mis teléfonos durante el sagrado proceso electoral. Esto es Nixon/Watergate”, agregó, refiriéndose al escándalo que condujo a la dimisión del presidente Richard Nixon.

La Casa Blanca no ofreció evidencias para respaldar la acusación de Trump ni explicó la fuente de su información.

Pero dos exfuncionarios estadounidenses de alto nivel rápidamente desestimaron las acusaciones de Trump.

“Simplemente un sinsentido”, dijo uno de ellos.

Otro exfuncionario estadounidense con directo conocimiento de las investigaciones hechas por el Departamento de Justicia bajo el gobierno de Obama negó cualquier investigación de ese tipo sobre Trump o que sus teléfonos hayan sido intervenidos.

“Eso no ocurrió. Es falso. Equivocado”, dijo el exfuncionario, quien señaló que claramente el expresidente Obama no podría haberlo ordenado. Habría sido llevado ante un juez por investigadores, pero dijo que eso nunca ocurrió.

Un portavoz de Obama, Kevin Lewis, dijo que “cualquier sugerencia” de que Obama o algún funcionario de la Casa Blanca haya ordenado la vigilancia a Trump es “simplemente falsa”.

“Una regla cardinal del gobierno de Obama era que ningún funcionario de la Casa Blanca interviniera en ninguna investigación independiente encabezada por el Departamento de Justicia”, dijo Lewis en un comunicado. “Como parte de esa práctica, ni el presidente Obama ni ningún funcionario de la Casa Blanca ordenaron nunca la vigilancia de ningún ciudadano. Cualquier sugerencia de lo contrario es simplemente falsa”.

Estos tuits llegan en un momento en que el presidente Trump está enfrentando peticiones para que su segunda elección de gabinete renuncie, luego de que se revelara que el secretario de Justicia, Jeff Sessions, no había mencionado sus reuniones con el embajador ruso, Sergey Kislyak, en su audiencia de confirmación el mes pasado.
Además se dio a conocer que su yerno y asesor Jared Kushner, se reunió también -junto al exasesor Michael Flynn- con el embajador ruso.

En respuesta a Trump, el exasesor de seguridad adjunto de Obama, Ben Rhodes, tuiteó que el presidente no puede ordenar intervenciones telefónicas

“Ningún presidente puede ordenar intervenciones telefónicas. Esas restricciones se pusieron en marcha para proteger a los ciudadanos de personas como tú”, dijo Rhodes en su tuit.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.