Trabajadores y pensionados sufrirán gracias a la JCF advierte Denis Márquez

EL CAPITOLIO  – El representante por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Denis Márquez aseguró el lunes, que con la aprobación en la Junta de Control Fiscal (JCF), del Plan Fiscal de Ricardo Rosselló, vendrán peores situaciones para la clase trabajadora y los pensionados en Puerto Rico.

“Hemos insistido desde el día uno que la Junta de Control Fiscal tiene una agenda contraria al interés público y ciudadano. Ahora, con la aprobación del plan fiscal del Gobierno, no sólo queda allanado el camino para mayores atentados al pueblo trabajador, a nuestros adultos mayores y a nuestra juventud, si no, además, queda al descubierto la sumisión total y colaboracionista de la administración Rosselló que en todo momento buscó lo que he llamado un “acomodo razonable” con la Junta en un intento frustrado de pretender quedar bien ante las propuestas Junta y ante los reclamos del pueblo”, dijo Márquez en declaraciones escritas.

“Ante esa evidente confabulación, la respuesta del País tiene que ser la confrontación política afirmando y votando por nuestra soberanía nacional en el próximo plebiscito, pues es el actual sistema de inferioridad política del ELA el que ha permitido que un ente federal no electo gobierne a Puerto Rico”, añadió.

La JCF aprobó unánimemente el lunes -con enmiendas- el Plan Fiscal presentado por el gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

El director ejecutivo de la JCF, Ramón Ruiz Comas, recomendó a la entidad federal creada bajo la Ley PROMESA, que certifique el Plan Fiscal sujeto a que tomen medidas adicionales sobre el gasto del Gobierno y las pensiones.

Como parte de las enmiendas presentadas al Plan Fiscal, el Gobierno deberá probar que en el presupuesto del próximo año fiscal -que deberá presentarse en el mes de abril- hay unas medidas para reducir el tamaño del Gobierno, a la misma vez que un plan de liquidez que genere ahorros de 200 millones de dólares y que esa reserva esté establecida al 30 de junio.

Explicó que si eso se implanta y se logra, se evitaría que en el mes de septiembre se imponga una reducción en la jornada laboral y la eliminación total del Bono de Navidad a los empleados públicos.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.