Superintendente levanta bandera ante municipios que tienen policías con armas de fuego sin certificaciones

GURABO  – La superintendente de la Policía, Michelle Hernández Fraley levantó bandera el jueves, porque existen policías municipales que llevan más de un año sin certificarse en el manejo de armas de fuego.

“Se les exhortó a los municipios para que nos hicieran un acercamiento, para que los ayudemos a poder certificarse. No es una acusación, pero sabiendo que hay unos retos económicos de tener presupuesto, tener los polígonos de tiro y tener los instructores, se les ha abierto la puerta para que puedan mantenerse certificados”, dijo la superintendente a preguntas de la prensa.

Hernández Fraley no quiso decir cuáles municipios tienen policías municipales con armas de fuego que no han cumplido con las certificaciones, porque prefiere que el proceso sea para ayudar a los Ayuntamientos, en vez de penalizarlos. Se supone que ningún policía estatal o municipal, que lleve más de un año sin tomar las certificaciones de manejo de armas, pueda portarla.

La superintendente entiende que luego de este llamado, para el 30 de junio, los policías municipales que están en incumplimiento, se certifiquen. A partir de esa fecha, se tomarán medidas adicionales para lograr el cumplimiento.

“Así que, en guerra avisada, no muere soldado”, expresó.

Otro aspecto mencionado por la superintendente es que los instructores de armas de fuego reciben una certificación de por vida, situación que se estará enmendado, para que al igual que los policías, se tengan que certificar anualmente.

La funcionaria habló además de los acuerdos entre municipios y la Policía. Explicó que por lo menos siete de estos acuerdos fueron verbales y no existe evidencia escrita que permita seguimiento.

“Muchas cosas se hacen basadas en relaciones. Eso es fantástico mientras las relaciones no cambian. Como no está por escrito, la persona que llega no honra su parte del acuerdo. Yo les he dado mi correo electrónico para que me envíen los acuerdos por escrito y rescatarlos y que tengan longevidad. Es bien importante que estos acuerdos estén por escrito”, sentenció.

Las expresiones de la superintendente se dieron al finalizar una reunión con la mayoría de los Comisionados de Seguridad de los municipios, de manera que se puedan incluir en el Plan Anticrimen y que puedan recibir los adiestramientos requeridos bajo el acuerdo con el gobierno federal, para el cumplimiento del Acuerdo para la Reforma Sostenible de la Policía de Puerto Rico.

Los adiestramientos para la Policía de Puerto Rico -que son voluntarios para los Policías Municipales- incluyen: uso y manejo de armas de fuego; arrestos y citaciones; armas de impacto; ética; gas pimienta; dispositivo de control eléctrico (taser gun); uso de fuerza; persecuciones; registros y allanamientos; delitos sexuales; violencia doméstica; policía comunitaria; negociado de patrullas; crímenes de odio; hostigamiento; discrimen y represalias.

Deje un comentario