Sessions se inhibe de participar en investigaciones sobre la campaña

CNN) – El secretario de Justicia de EE.UU. Jeff Sessions, declaró en rueda de prensa este jueves que se inhibirá de participar en investigaciones del Departamento de Justicia sobre la campaña electoral del presidente Donald Trump, tras las acusaciones de que no reveló al Congreso las reuniones preelectorales con el embajador del Kremlin en Washington.

Sessions dijo que consultó al Departamento de Justicia, cuyos funcionarios le recomendaron inhibirse.

“He decidido inhibirme de investigaciones existentes o futuras sobre los asuntos relacionados de cualquier forma con las campañas a la presidencia de EE.UU.”, dijo.

“No he tomado acciones sobre esos asuntos, si es que existen”.

“Este anuncio no debería ser interpretado como una confirmación sobre la existencia de cualquier investigación”

En la noche del jueves, Trump emitió una declaración diciendo: “Jeff Sessions es un hombre honesto. No dijo nada malo. Podría haber indicado su respuesta con mayor precisión, pero claramente no fue intencional. Toda esta narrativa es una manera de salvar a los demócratas por perder las elecciones que todos creían que iban ganar. Los demócratas están sobrepasándose. Perdieron la elección y ahora han perdido su control sobre la realidad. La verdadera historia son todos las filtraciones ilegales de información clasificada y de otra índole. ¡Es una caza de brujas total! ”

Solicitudes de inhibición e incluso de renuncia

El miércoles había aumentado la presión para que Sessions se inhibiera de cualquier participación en una investigación del Departamento de Justicia sobre los vínculos entre la campaña Trump con Moscú, en tanto republicanos de peso rompen filas con el gobierno en este caso. Los demócratas argumentaron, sin embargo, que la inhibición no era suficiente y que Sessions debería dimitir.

Trump dijo el jueves que tiene “total confianza” en Sessions.

Cuando reporteros le preguntaron a Trump si Sessions debía inhibirse, el presidente dijo: “No lo creo.”

La Casa Blanca se enteró el miércoles de los informes de la prensa de que el secretario de Justicia, uno de los políticos más cercanos del presidente, tuvo contactos con el embajador ruso Sergey Kislyak durante la campaña, dijo un alto funcionario del gobierno.

Varios republicanos, muchos de ellos cada vez más incómodos con las implicaciones del escándalo de los contactos con Rusia, pidieron a Sessions que se abstuviera de cualquier participación en una investigación del FBI sobre los vínculos entre la campaña Trump y Moscú.

“El secretario de Justicia Sessions debe inhibirse para asegurar la confianza del público en la investigación del Departamento de Justicia”, dijo la senadora Susan Collins, republicana de Maine, quien presentó a Sessions en su audiencia de confirmación en enero.

“Creo que el secretario de Justicia debe aclarar su testimonio y creo que él debe inhibirse”, dijo el representante Jason Chaffetz, presidente republicano del Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes.

“Jeff Sessions es un excolega y un amigo, pero creo que sería mejor para él y para el país inhibirse de la investigación del Departamento de Justicia sobre Rusia”, dijo el senador Rob Portman, republicano de Ohio, en un comunicado.

El presidente de la Cámara, Paul Ryan, dijo que Sessions debería inhibirse solo si formaba parte del enfoque de una investigación en curso.

“Si él mismo es objeto de una investigación, por supuesto que lo haría”, dijo Ryan a periodistas el jueves. “Pero si no lo es, no veo ningún propósito o razón para hacer esto”.

Pero los demócratas perciben nuevas vulnerabilidades para el gobierno en la creciente intriga por la supuesta interferencia rusa en la carrera presidencial del año pasado, y pidió a Sessions que renuncien, diciendo que mintió en su audiencia de confirmación del Senado.

Los comentarios para este artículo han sido cerrados.